Para el Gobierno, quedó atrás la recesión; según los analistas, continúa

El Indec informó que el PBI creció 1,1% en el primer trimestre del año, mientras que para las consultoras en realidad hubo una caída de 0,8% en ese período
Martín Kanenguiser
(0)
27 de junio de 2015  

El relato oficial indica que el país ya dejó atrás la recesión, ya que el Indec informó ayer que el producto bruto interno (PBI) subió 1,1% en el primer trimestre del año y que el estimador mensual de actividad económica (EMAE) creció 1,7% en abril.

Sin embargo, sólo algunas cifras puntuales del cuestionado organismo de estadísticas del Gobierno pueden sostener la idea de que la economía está creciendo, frente a una extensa caída en la industria y en el empleo privado.

Entre las consultoras, el diagnóstico resultó ser, una vez más, diferente: informaron -a través del Congreso- una caída en la economía de 0,8% en el período enero-marzo de 2015. Y aunque el Gobierno siempre desacredita las cifras del sector privado, cabe recordar que para 2014 pronosticó en el presupuesto un aumento del PBI de 6,2%, que luego, según sus números, terminó siendo de 0,5%, mientras que para las consultoras cayó 2%. Además, sobre los números del Indec rige una moción de censura del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 2013 por falta de transparencia que el Gobierno no ha podido levantar. La discrepancia surge de la manipulación de las estadísticas públicas que se ejecutó a partir de 2007.

Mientras ayer el Indec indicaba que el PBI desestacionalizado creció 0,2% respecto del último trimestre de 2014, las consultoras afirmaron que subió 0,6 por ciento. En tanto, el EMAE registró un alza de 1,7% en abril respecto del mismo mes de 2014 y de 0,1% frente a marzo.

Pero en un comunicado, un grupo de diputados de la oposición difundió el PBI de las consultoras privadas, que arrojó la mencionada baja de 0,8% en el primer trimestre.

Según los legisladores, "con algunos vaivenes, la economía se encuentra en el mismo nivel promedio desde 2011, sin muestras claras de recuperación; el leve crecimiento del último trimestre de 2014 y del primero de 2015 hace que el arrastre estadístico para este año sea 0%", o sea, con la actividad estancada.

De hecho, las consultoras y los bancos relevados por el último informe de Latinfocus prevén, en promedio, una caída del 0,6%, aunque algunos creen que la baja será mayor, como el banco Nomura, que anticipó -3; Espert, -2,1%; JP Morgan, -1,7%, y el Citigroup, -1 por ciento.

Según indicó el diputado nacional Federico Sturzenegger al difundir el índice, "desde la imposición del cepo, la Argentina vive uno de los procesos de estancamiento más largos; en lo que va de la segunda presidencia de Cristina, el PBI per cápita cayó el 3,8 por ciento".

Entre los analistas consultados por LA NACION, el diagnóstico fue que hay algunas señales de rebote, pero en un contexto de estancamiento. Y aunque el Gobierno comience a poner más dinero en el bolsillo de los consumidores para lograr cierta felicidad en la campaña electoral, parte de esos pesos se dolarizarán y, además, se traducirán en una suba de la inflación. El economista jefe del estudio Ferreres, Fausto Spotorno, señaló que el PBI cayó 0,9% en el primer trimestre del año y acotó que "lo que se observa en el segundo trimestre es un 'rebote del gato muerto', a partir de algunos datos favorables, pero parciales, en el agro y en la construcción".

Sobre la estrategia oficial opinó que "deliberadamente se atrasó el cierre de las paritarias para que la gente sienta los beneficios del aumento salarial más cerca de las elecciones, pero a la vez no es normal pensar que todo el crecimiento de los depósitos en pesos que hubo en los últimos meses se vaya a mantener tan cerca de las elecciones; así que ahí habrá dos fuerzas de choque, sobre todo si quieren abrir más las importaciones, lo que aumentará la incertidumbre cambiaria". Spotorno concluyó que se trata de "un juego peligroso donde el traslado irá a la inflación o al dólar".

Daniel Artana, director de FIEL, dijo que la economía cayó 0,5% y "está estancada con alta inflación". Además anticipó que "en los próximos meses se comerán reservas del Central y aumentará el nivel de inestabilidad financiera". Y la consultora Economía & Regiones sostuvo que "la economía sigue en estanflación a pesar de que algunos sectores empiezan a mostrar una recuperación marginal; pese a las noticias de estímulo al consumo a la demanda, el mismo no despega y la inversión sigue en el peor nivel de la década". En cambio, la corriente oficialista La Gran Makro dijo que los números del Indec corroboran que "contradiciendo a todos los gurús, la economía vuelve a crecer" por el acierto de las políticas oficiales.

Para 2016, las consultoras prevén un leve crecimiento de 1%, aunque lo condicionan al éxito del nuevo gobierno en captar dólares del exterior a través de mayor confianza.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.