Pese al bajón del mercado, BHP es fiel al carbón