Cómo jubilarse sin resignar poder adquisitivo

El retiro exige una planificación detallada
El retiro exige una planificación detallada Crédito: Shutterstock
Los seguros de retiro y los de vida con capitalización son una opción de bajo riesgo para inversiones de largo plazo
Mónica Fernández
(0)
28 de noviembre de 2018  

No importa demasiado la fórmula que se utiliza para el cálculo ni el índice que se aplica para determinar su movilidad, lo cierto es que en la Argentina los haberes jubilatorios siempre resultan escasos. Y la desigualdad se agrava en dos casos particulares: cuando el ingreso en actividad supera el tope máximo sobre el cual se realizan aportes a la seguridad social ($97.637 desde septiembre) y cuando se es trabajador autónomo.

Ahorros propios es la receta para contrarrestar el mal de las jubilaciones anoréxicas. Para armar un fondo de largo plazo, capaz de mostrar rendimientos reales a través del tiempo y una acumulación de capital acorde con la necesidad de complemento del haber jubilatorio (en promedio representa menos del 60% del salario en actividad). Lo mejor es empezar joven y desplegar distintas alternativas de inversión: desde una canasta de títulos públicos hasta inmuebles para renta, fondos comunes de inversión diversificados y también seguros de retiro y/o de vida con capitalización.

Esta última alternativa tiene la ventaja de disciplinar a los erráticos, ya que, como en otro tipo de seguros, el aporte acordado en la póliza se puede debitar mensualmente de la cuenta bancaria o tarjeta de crédito. A prueba de olvidos o tentación de derivar el dinero a gastos.

Otro dato a favor: el capital acumulado no está alcanzado por el impuesto a los bienes personales y se espera que en algún momento puedan tener ventajas impositivas relevantes sobre ganancias (hay una ley aprobada desde diciembre de 2017 que no fue reglamentada).

"El diseño de este tipo de productos busca consolidar un fondo que permita complementar la jubilación futura. Las personas pueden, con un monto mínimo, integrar un fondo muchas veces superior a su aporte y, de esa forma, acceder a un menú de inversiones diverso, aprovechando oportunidades financieras que de otra manera no tendrían", explica Horacio Vucetic, jefe comercial de San Cristóbal Seguros de Retiro.

"Por otro lado, estas pólizas cuentan con garantía del 100% del capital y rendimientos anuales mínimos garantizados, características que no tienen otros métodos tradicionales de ahorro", agrega el ejecutivo.

Opciones

Los seguros se pueden pactar en pesos o en dólares y el aporte se puede hacer en moneda local y se convierte al tipo de cambio comprador del día del pago. "La ventaja de este tipo de instrumentos radica en que permiten generar un ingreso previsible para la etapa poslaboral y, al ser flexible, a la edad prevista de retiro se puede optar por una renta vitalicia (normal, extensiva al sucesor, garantizada o temporaria) o bien adquirir un plan de retiro programado", remarca Daniel Onofri, head of wealth insurance de HSBC.

Otra alternativa para el ahorro que ofrece la industria aseguradora son las pólizas de vida con capitalización, que, a diferencia de las de retiro, destinan una parte del aporte a dar protección. "Las personas buscan asegurar su futuro y tener previsibilidad en el largo plazo, y los seguros de vida con capitalización justamente cubren esa necesidad", dice Alejandro Quarleri, director de agencias exclusivas de MetLife. "Ofrecemos una prima nivelada, es decir que la persona abona lo mismo tanto a los 30 años o la edad en la que contrate el seguro como a los 60".

Los seguros de vida indemnizan a los beneficiarios ante la muerte del titular, pero desde hace tiempo dieron un paso adelante dando protección a quien los contrató. "Estas pólizas permiten cubrir a la persona en vida, ofreciendo protección ante un accidente, invalidez, enfermedad u otro tipo de imprevisto que no le permita generar ingresos como lo venía haciendo", explica Quarleri. El ítem "protección" de la póliza es independiente del fondo de capitalización que se va formando con un porcentaje de los aportes y que generan un plan de ahorro.

Los planes de ahorro de los seguros se estructuran para el mediano o el largo plazo y todas las compañías proponen gestión activa de las carteras de modo de maximizar resultados en el tiempo y ser una opción competitiva y atractiva frente a otros productos de inversión similares en riesgo y horizonte.

"Los planes pueden ser individuales o colectivos (en el caso en que los contrate una empresa para sus empleados), y la estrategia de la cartera está orientada a instrumentos de renta del mercado local denominados en pesos o dólares, según la moneda del producto seleccionado, de corto y mediano plazo, privilegiando aquellos de bajo riesgo", detalla Onofri, de HSBC .

"Hay planes de ahorro de largo plazo cuyo objetivo es constituir un fondo que permita compensar la caída del ingreso en la etapa pasiva, pero también existen otras alternativas pensadas para objetivos de mediano plazo, como pueden ser la cobertura financiera de la educación de los hijos o acumular el capital necesario para emprender un proyecto", aporta Vucetic.

A modo de ejemplo, el ejecutivo de San Cristóbal grafica: una persona que hoy tiene 35 años y puede aportar $2000 en un plan de retiro se encontraría al final del período con un fondo equivalente a $3.650.000 (unos US$100.000 a valores actuales) y con ese monto podría acceder a una renta vitalicia de $19.300 iniciales, que después se van actualizando con los nuevos rendimientos.

Tanto los seguros de retiro como los de vida con capitalización prevén la posibilidad de rescatar en forma anticipada, es decir antes de que se cumplan los plazos establecidos por la póliza, una parte o el total del capital acumulado. En general, las aseguradoras, en la argentina y en el mundo, establecen penalidades que consisten en una quita de capital decreciente en un período determinado que varía según la compañía y el tipo de producto.

Interrupción

En los seguros de retiro se puede interrumpir el aporte. El fondo acumulado sigue capitalizando, por lo cual no pierde los fondos acumulados y sigue recibiendo la rentabilidad del producto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.