Europa necesita una amplia estrategia para crecer