Sisal y Boldt apuestan a manejar los juegos de azar

Acordaron una alianza estratégica con el nombre Siboldt
(0)
27 de octubre de 2000  

Las empresas Boldt, de la Argentina, y Sisal, de Italia, hicieron una fuerte apuesta para ganar puntos en el mercado argentino y del Mercosur en materia de juegos de azar, al acordar una alianza estratégica para unir fuerzas en el Cono Sur.

El acuerdo, que se plasmó con el nombre Siboldt, con sede en Buenos Aires, tiene la forma de agrupación de colaboración y su principal objetivo será tener una activa participación en las licitaciones que realicen los gobiernos de la región para dar en concesión sus áreas de entretenimientos.

Por el lado de Sisal, el convenio fue suscripto por el presidente de la compañía y ex titular de la Corte Constitucional de Italia, Antonio Baldassarre, mientras que por Boldt lo firmó el presidente de la firma, Antonio A. Tabanelli.

Durante una visita a La Nación , junto con el abogado Santiago Anchorena, ambos directivos señalaron que, obviamente, uno de los objetivos inmediatos de la alianza empresarial es participar en la privatización de las loterías y juego de azar de la provincia de Córdoba. "En rigor -dijeron-, en todo lo relacionado con las futuras privatizaciones de juegos en la Argentina y en el Mercosur."

Baldassarre manifestó que "cuando Sisal se decidió a salir al exterior, su primer gran desafío fue la concesión de las apuestas de la lotería hípica de Alemania, luego se dirigió al Mercosur y, tras hacer un due dilligence, se decidió por hacerse socia del jugador más fuerte y complementario, que es Boldt, con una participación del 72 por ciento en el mercado del juego".

Sisal, con sede en Milán, es una de las principales sociedades privadas de Italia que opera, por cuenta del Estado, desde hace más de 50 años, los más populares juegos de la península itálica, tales como el tradicional Totip, concurso-pronóstico sobre la base de carreras de caballos, y el SuperEnaLotto, que es comparable al Loto que se juega en la Argentina. "En Italia se juega a todo, por lo menos 25 millones de personas, la mitad de la población, apuesta a algo", manifestó Baldassarre.

Una muestra de ello es que, en el año último, se procesaron por intermedio de Sisal unos 14.000 millones de dólares en apuestas. Con una red instalada de alta tecnología, en la que cual existen 18.000 terminales on line en tiempo real distribuidas por todo el territorio italiano, Sisal obtuvo el año último más de 3250 millones de dólares en recaudación y, al mismo tiempo, entregó más de US$ 1300 millones en premios.

Por su parte, Boldt, con más de 65 años de trayectoria en el mercado argentino de actividad gráfica, especializado en impresiones de seguridad, también se ha renovado tecnológicamente en los últimos tiempos. Actualmente cuenta con más de 15.900 puntos de venta y opera en las distintas modalidades on line y off line, además de tener una red de comunicaciones satelitales propias, con telepuerto central y regionales.

Según manifestó Tabanelli, "Boldt procesa más de 75 millones de apuestas mensuales, pero además ha desarrollado e implementado sistemas teleinformáticos de administración y control de máquinas tragamonedas para casinos y salas de juego".

La empresa argentina es socia fundadora de Trilenium, que construyó y puso en funcionamiento el casino de Tigre.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.