¿Hasta dónde llegará Alemania para tratar de salvar el euro?