Del país del futuro al país sin destino

Las toscas críticas del dirigente Juan Grabois sobre Mercado Libre ponen de manifiesto las rancias posiciones del populismo kirchnerista
(0)
8 de mayo de 2019  

Allá por 1980, el economista Paul Samuelson sostuvo que después de haber sido "el país del futuro" la Argentina parecía haberse convertido en "un país sin destino". Tan lapidaria sentencia podría ser repetida en estas horas si analizamos la controversia provocada por las absurdas afirmaciones de un dirigente social y militante político sobre la compañía de tecnología Mercado Libre, que en muy poco tiempo se ha transformado en la empresa más valiosa de nuestro país y en líder continental en materia de comercio electrónico.

La polémica se produjo luego de que se conoció que el precio de las acciones de Mercado Libre, la empresa creada por Marcos Galperín en 1999, registró un importante aumento en la Bolsa de Nueva York que llevó su capitalización bursátil a nada menos que unos 28.500 millones de dólares, casi cinco veces más que la petrolera YPF. Estalló con tan insólitas como rancias declaraciones del dirigente kirchnerista y fundador de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, Juan Grabois, quien realizó infundadas acusaciones públicas contra la citada compañía. "Mercado Libre es contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal. Su éxito es la destrucción de miles de puestos de trabajo. Macri los hizo multimillonarios a costa tuya", afirmó el dirigente social en su cuenta de Twitter.

No solo pareció ignorar el responsable de esta trasnochada embestida que Mercado Libre emplea de manera directa a más de 7500 personas en la región, de las cuales unas 3500 trabajan en la Argentina, al tiempo que casi 600.000 familias en América Latina generan su principal ingreso mediante su plataforma de e-commerce. O que para 2020 la empresa tiene previsto sumar 2000 puestos de trabajo en nuestro país.

También pareció ignorar Grabois que el comercio electrónico posibilita la democratización, la competencia y la transparencia, al tiempo que, lejos de lo que sostiene el dirigente kirchnerista, puede facilitar la lucha contra la evasión impositiva con el registro de sus operaciones.

Finalmente, obvió un dato no menor cuando acusó al presidente Macri de "regalarle" a Mercado Libre parte de las contribuciones y del impuesto a las ganancias, en virtud de la ley 25.922. Efectivamente, y como lo puso en evidencia Alfonso Prat-Gay, desconoció que esa ley, de promoción de la industria del software, fue sancionada durante el gobierno de Néstor Kirchner, mientras que su ampliación fue aprobada en la gestión de Cristina Kirchner.

Las declaraciones de Grabois no hicieron más que alentar los lógicos temores que despierta un hipotético retorno del kirchnerismo al poder. Especialmente porque ni la expresidenta Cristina Kirchner ni ningún dirigente de peso de su sector se preocuparon por tomar distancia de aquellas infelices expresiones.

Cabría preguntarse cómo puede esperarse que quienes aspiran a retornar al gobierno esgrimiendo las viejas banderas del populismo traten a los capitales y los potenciales inversores cuando se manifiestan con tanto desprecio hacia una empresa argentina que ha trascendido en el mundo y de la que deberíamos enorgullecernos. La triste respuesta está a la vista y no solo en la letra de una conocida marchita: combatiendo el capital.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.