Los tan queridos dolaritos

(0)
5 de enero de 2021  • 00:00

Otras opiniones: El Nacional, de Venezuela

CARACAS.- Que Cuba comience el año con una reforma monetaria dice mucho. Lo primero, que el régimen todavía tiene el control férreo de los destinos de la isla a pesar de las dificultades que le ha ocasionado la crisis venezolana. Segundo, que tienen objetivos claros sobre profundizar el padecimiento de la gente; y tercero, que saben colar mensajes que les pueden dar ciertas percepciones positivas, como ese de que hay que arreglar "distorsiones" del socialismo.

No puede decir lo mismo el títere de Miraflores, ni siquiera porque sean cubanos los hilos que lo mueven. Anda declarando por canales que nadie ve que el dólar ha sido una vía de escape, y en eso tiene toda la razón, porque seguramente la cúpula rojita hace rato que sacó todos sus billeticos verdes del país. Nadie puede creer que el mandamás genuinamente esté pensando en los venezolanos de a pie.

Nadie le va a creer que no sabe que mientras la inflación de 2020 ronda 4000%, los sueldos no llegan ni al dólar y que la libre circulación de la divisa no ayuda sino que más bien agrava la situación de los menos favorecidos. Esa promesa de que la gente va a poder guardar sus divisas en un banco suena a un último intento por recoger el circulante de la moneda estadounidense a ver si por casualidad entra algo en el erario público. Nada tiene que ver con hacerle la vida más fácil al venezolano. Quieren ponerle la mano a la liquidez.

Las ironías de esta revolución de pacotilla: pelean contra el imperio, dicen que odian el capitalismo, pero cómo les gustan los billeticos verdes.

Fuente: El Nacional, de Venezuela

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.