Al llegar a Europa, Bush aleja rumores de nuevas guerras

Dijo que no busca atacar a Siria o Irán
(0)
31 de mayo de 2003  

VARSOVIA.- Horas antes de llegar a Polonia, la primera etapa de una gira que busca avanzar en las negociaciones de paz para Medio Oriente y reparar las golpeadas relaciones transatlánticas tras la guerra en Irak, un conciliatorio presidente George W. Bush advirtió ayer que Washington no tiene intenciones de embarcarse en nuevas guerras, con Siria o Irán.

Bush respondió con un triple "no" a la pregunta sobre si Estados Unidos, una vez derrocado el régimen de Saddam Hussein en Irak, se prepara para atacar Irán, otro de los países incluidos por Washington en el "eje del mal" de Estados hostiles, en una entrevista con una cadena de televisión de Rusia, adonde llegará hoy para participar en los festejos por los 300 años de la ciudad de San Petersburgo.

El mandatario norteamericano calificó de "conjeturas" las versiones de la prensa sobre supuestos planes de la Casa Blanca para invadir Irán desde Irak, con un segundo frente abierto en las ex repúblicas soviéticas de Azerbaiján y Georgia. "A la gente le gusta hacer conjeturas sobre nuestros planes militares, pero responderé que se trata de meras suposiciones infundadas", señaló.

Según Bush, la Casa Blanca decidió emplear la fuerza en Irak "sólo después de que fracasaron los numerosos esfuerzos diplomáticos" para resolver la crisis. El mandatario arribó ayer a Polonia en una de sus principales giras desde que asumió la presidencia, en 2001. Bush visitará hoy los campos de concentración de Auschwitz -donde dará un discurso- y luego partirá a San Petersburgo, donde intentará reparar su alianza estratégica con el presidente Vladimir Putin, también dañada por la guerra en Irak. Desde allí Bush partirá a Evian, sede de la reunión de los países industrializados (Grupo de los Ocho) y escenario del primer encuentro entre los mandatarios de Estados Unidos y Gran Bretaña con sus pares de Francia, Jacques Chirac, y Alemania, Gerhard Schršder, abanderados de los opositores a la invasión a Irak.

Tras dos meses de tensión entre Washington, Berlín y París, Bush llega a Evian "no enojado pero sí decepcionado" con Chirac, según dijo anteayer en una entrevista con el diario Le Figaro. Aun así, el presidente dijo que buscará superar las diferencias surgidas por la guerra; mañana se reunirá con el presidente francés en Evian, pero no lo hará con el canciller alemán.

Sin embargo, dejando entrever que la tensión no ha desaparecido, el mandatario fustigó ayer nuevamente a Chirac y Schršder al defender a Polonia de las críticas que recibió de Francia y Alemania por apoyar la guerra. "Es desafortunado que algunos países hayan atacado a Polonia por haber defendido lo que piensa", dijo Bush.

Polonia no sólo envió tropas a Irak, sino que también tendrá a su cargo junto a Washington y el Reino Unido uno de los tres sectores militares de ocupación del territorio iraquí.

Tratando precisamente de aligerar la tensión, el premier británico, Tony Blair, llamó ayer a Francia y Alemania a admitir que Washington "ha recorrido un largo camino para responder a las preocupaciones europeas de las últimas semanas".

Blair, que ayer estuvo en Polonia, remarcó que Estados Unidos había realizado concesiones para llegar a un consenso sobre la resolución del Consejo de Seguridad para la administración de Irak y que también había dado pasos importantes hacia la paz en Medio Oriente. "Todo esto demuestra que Estados Unidos y la Unión Europea tienen la misma agenda. Entonces no nos demos por vencidos. Este es un momento crucial. Es un momento para elegir entre la reconciliación y el alejamiento", dijo Blair en Varsovia.

El premier británico dejó luego Polonia y partió a San Petersburgo para sumarse a los 40 mandatarios que participarán en los grandiosos festejos por el aniversario de la ciudad de los zares.

Fiesta en San Petersburgo

La celebración, antesala de la cumbre de Evian, es encabezada por Putin, que también intentará acercar a los enfrentados líderes mundiales. Entre los dirigentes que ya están en Rusia se encuentran el presidente chino, Hu Jintao, Chirac, el premier japonés, Junichiro Koizumi, Blair, Schršder el premier italiano Silvio Berlusconi, y el presidente de la Comisión Europea (CE), Romano Prodi.

Intensifican la búsqueda en Irak

  • WASHINGTON (ANSA).- En medio de una polémica por la ausencia de armas de destrucción masivas en Irak, el Pentágono anunció ayer que "reforzará en modo significativo" su empeño por hallar el arsenal, que según la Casa Blanca poseía el gobierno de Saddam Hussein y que jamás fue encontrado, y enviará nuevos inspectores.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.