Arafat descarta la pronta reanudación del diálogo

Las negociaciones estarían estancadas hasta el 7 de noviembre
(0)
29 de octubre de 2000  

JERUSALEN.- Mientras el líder palestino Yasser Arafat descartó una pronta resolución a la crisis de Medio Oriente, que ayer entró en su segundo mes con nuevos conflictos, el premier israelí, Ehud Barak, suspendió por el fin de semana las negociaciones para formar nuevo gobierno.

En una entrevista con un diario egipcio, Arafat pareció descartar la posibilidad de un nuevo esfuerzo de mediación norteamericano para poner fin a los enfrentamientos.

"El presidente estadounidense, Bill Clinton, permanecerá ocupado hasta el 7 de noviembre, ya que estamos en los días finales de la campaña presidencial estadounidense", dijo Arafat.

Además de mostrarse escéptico sobre las posibilidades de revivir el proceso de paz, Arafat pidió ayer que una comisión de las Naciones Unidas intervenga para proteger a los palestinos. Sin embargo, funcionarios de su gobierno amenazaron con involucrar, por primera vez, en los choques a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El secretario de la ANP, Taeb Abdel Rajim, advirtió que las fuerzas armadas palestinas protegerán a los tres millones de palestinos enGaza y Cisjordania con "todas sus fuerzas y por todos los medios". De involucrarse los 40.000 efectivos armados palestinos, Israel podría decidir la intervención en pleno de sus tropas.

A las advertencias de la ANPde Al Fatah se sumó el movimiento islámico Hezbollah.Desde Beirut, exhortó una vez a pasar de las "piedras a las armas" en la Intifada y a que se "multipliquen los ataques suicidas" contra "el enemigo sionista".

En el día que marcó el inicio del segundo mes de la "batalla por Jerusalén", los choques continuaron, con menor intensidad que anteayer, en Gaza yCisjordania, donde hubo 22 heridos y dos muertos, un israelí y un policía palestino.

Suspenden encuentros

En tanto, el premier Barak y el líder de la oposición de derecha, Ariel Sharon, suspendieron por el fin de semanas sus encuentros para acordar la incorporación del Likud a un nuevo gobierno de emergencia para Israel. "No habrá reunión por la noche, quizá durante los próximos días", afirmó el vocero israelí Merav Parsi- Zaddok.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.