Barcelona: estaba nadando en el mar y encontró una bomba con 70 kilos de explosivos

Insólito hallazgo de un nadador: una bomba de 70 kilos a metros de la playa
Insólito hallazgo de un nadador: una bomba de 70 kilos a metros de la playa Fuente: AFP - Crédito: Guardia Civil
Silvia Pisani
(0)
29 de agosto de 2019  • 08:34

MADRID.- Fue por pura casualidad. Un nadador solitario vio en el fondo un artefacto extraño a pocos metros de la línea de playa, donde cientos de personas tomaban sol. Al principio lo confundió con una garrafa abandonada en el lecho marino. Poco después se supo que, en realidad, era una antigua bomba con potencial para "afectar a todo un kilómetro a la redonda".

El hecho sucedió en La Barceloneta, una de las playas más populares y frecuentadas por los vecinos de Barcelona, a pocos minutos del centro de la ciudad.

La bomba estaba a solo tres metros de profundidad y a 25 de donde chapoteaban los bañistas o tomaban sol. En el mismo punto donde pasan varios conductos de gas.

Ahora se sabe que la falsa garrafa era, en realidad, una antigua bomba de 1936, de la Guerra Civil. Tenía 70 kilos de explosivo en estado desconocido dentro de un cuerpo de 1,10 metros de largo por 70 centímetros de circunferencia.

"He pasado nadando por el mismo lugar y nunca vi nada. Esta vez miré para abajo, lo vi, me llamó la atención y quise explorar", dijo Antonio Pérez Pinto, un militar especializado en tareas marítimas.

Insólito hallazgo de un nadador: una bomba de 70 kilos a metros de la playa
Insólito hallazgo de un nadador: una bomba de 70 kilos a metros de la playa Fuente: AFP - Crédito: Guardia Civil

Era el hombre indicado para el sitio indicado. "Hice unas cuentas inmersiones y me di cuenta de que era una bomba antigua", dijo.

Desalojo

A partir de allí, todo transcurrió con celeridad. La orden inmediata fue desalojar la playa urbana. Se tomaron fotos y se identificó la bomba. Lo siguiente fue elaborar el plan para sacarla de allí y hacerla explotar lejos de la costa.

Mucha gente se baña todos los días justo donde estaba la bomba.

Nunca podrá saberse si fue arrojada allí mismo o si fue arrastrada por el mar. Ochenta años después de haber sido fabricada, una detonación controlada la hizo estallar a 2000 metros de la costa y a 40 metros de profundidad.

La playa se habilitó de nuevo y miles de personas volvieron a tomar sol. El nadador volvió a entrenar. Dijo que no volverá a mirar para abajo.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.