Bush encabezó un homenaje mundial a tres meses del ataque

Más de 80 países recordaron a las víctimas
(0)
12 de diciembre de 2001  

NUEVA YORK.- A las 8.46, hora exacta en que hace tres meses el primero de los aviones secuestrados se estrellaba contra el World Trade Center, el presidente George W. Bush encabezaba ayer los actos en honor a las víctimas, mientras en Afganistán las tropas norteamericanas continuaban acercándose a la victoria.

"Nuestros enemigos cometieron el mismo error que cometen siempre los enemigos de Estados Unidos: allí donde vieron libertad, creyeron que había debilidad. Y hoy ven su propia derrota", dijo Bush en una sombría pero conmovedora ceremonia realizada en el Salón Este de la Casa Blanca y que estuvo sincronizada con actos similares en más de 80 países del mundo, incluida la Argentina .

"Con el tiempo esta guerra se terminará. Nuestros recuerdos, sin embargo, persistirán por siempre", agregó el mandatario, en alusión a las más de 3000 personas que, se estima, murieron en los ataques terroristas.

Las palabras de Bush, que estuvo acompañado por su esposa, Laura, y por familiares de los bomberos y policías que fallecieron en los atentados, fueron seguidas con atención desde Nueva York. Entre las ruinas de las Torres Gemelas, la zona conocida como Ground Zero (Zona Cero), y bajo una leve llovizna, cientos de bomberos y operarios que trabajan en las tareas de rescate de cadáveres y de limpieza detuvieron por unos momentos sus labores y, con la cabeza gacha, escucharon las estrofas del himno nacional.

Allí se encontraban también el popular alcalde saliente, Rudolph Giuliani, y el gobernador del Estado de Nueva York, George Pataki, quienes luego participaron de un servicio interreligioso con un sacerdote, un imán y un rabino.

En la inusualmente silenciosa Times Square -corazón de esta metrópolis-, la gente que se dirigía a trabajar a esa hora se detuvo y presenció el acto en la Casa Blanca por las gigantescas pantallas de televisión que encuadran el lugar. Las imágenes de Washington se alternaban con las de la Zona Cero y otras provenientes de Londres, donde el primer ministro Tony Blair se unió al secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, frente a la residencia de Downing Street para rendir homenaje a las víctimas de varias nacionalidades (entre ellas, cuatro ciudadanos argentinos).

A cientos de miles de kilómetros, en la estación espacial internacional, astronautas estadounidenses y rusos se sumaron a este recordatorio. Para ello, recientemente se llevaron 6000 banderas norteamericanas en el transbordador espacial Endeavour, que serán repartidas entre los familiares de las víctimas al regreso de la nave.

Casi una hora más tarde de la ceremonia de la Casa Blanca, en la otra orilla del río Potomac, en el Pentágono, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, evocó a las 189 personas que murieron cuando un Boeing 757 lleno de pasajeros se estrelló contra el ala oeste del edificio. E indicó que las fuerzas norteamericanas en Afganistán estaban enseñando a los terroristas de Osama ben Laden "una lección que no aprendieron en los campos en que se entrenaron para matar y aterrorizar".

"Les están enseñando a ellos y a todos los enemigos de la libertad, como lo hizo el ex presidente Reagan, que ningún arma ni arsenal en el mundo son tan fuertes como la voluntad de los hombres y mujeres libres", apuntó.

El video incriminatorio

Más tarde, funcionarios del Pentágono dijeron a la prensa que seguramente hoy se hará público el video que muestra a Ben Laden comentando y celebrando los atentados contra Nueva York y Washington.

En un principio, la Casa Blanca se había mostrado renuente a mostrar la cinta. Pero ahora habría aceptado, y sería presentada con un traductor no gubernamental para contrarrestar conjeturas de que el gobierno podría haber creado o manipulado las imágenes. En ellas se ve cómo el líder terrorista cuenta a un grupo de personas que el 11 de septiembre prendió la radio para anticiparse a las noticias de los atentados. Según se filtró, en el video (que es de mala calidad y habría sido grabado alrededor del 9 de noviembre en algún lugar cerca de Kandahar) Ben Laden afirma que algunos de los 19 secuestradores de los aviones utilizados como misiles no sabían que se trataba de una misión suicida.

"Aquellos que vean la cinta se darán cuenta de que no sólo es culpable de un asesinato increíble, sino que no tiene conciencia ni alma, y representa lo peor de la civilización", había dicho Bush anteayer.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.