Cayó Tora Bora y los últimos talibanes huyen de Afganistán

EE.UU. descartó sin embargo que la lucha haya concluido
(0)
17 de diciembre de 2001  

TORA BORA, Afganistán (AP).- Tras nueve semanas de asedio, los comandantes antitalibanes dijeron haber conquistado ayer las últimas posiciones de la red terrorista Al-Qaeda en el este de Afganistán, pero funcionarios del gobierno estadounidense descartaron que la lucha haya concluido.

De hecho, pese a que en el asalto final a Tora Bora centenares de talibanes integrantes de Al-Qaeda murieron en los enfrentamientos, se ignora si el líder de la milicia, Osama ben Laden, está muerto, fugitivo, oculto en alguna de los miles de cuevas de la región o si alguna vez estuvo realmente en la zona.

Ayer, los comandantes afganos Hazrat Ali y Mohammed Zaman bajaron de las montañas donde resistían los últimos combatientes y declararon que tenían el control de todas las cavernas. Añadieron que unos 200 integrantes de Al-Qaeda murieron en los combates y que muchos talibanes están intentado huir hacia la cercana frontera con Paquistán.

"Este es el último día de Al-Qaeda en Afganistán", afirmó Zaman acerca de la organización de Ben Laden, principal sospechoso de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Sin embargo, el secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, que ayer realizó una breve visita a Afganistán, dijo a la prensa que continuaba "una dura batalla" pese a que el régimen talibán está completamente derrotado.

Luego de una pausa de algunas horas, la aviación de los Estados Unidos reanudó anoche los bombardeos aéreos. "Hay gente que trata de escapar y gente que trata de detenerla”, dijo Rumsfeld, en alusión a los combatientes que intentan huir a Paquistán. En referencia al paradero de Ben Laden, el comandante Zaman dijo a periodistas en el lugar que “no está aquí (...). De haber estado aquí hubiera sido nuestra misión capturarlo”.

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, expresó su decepción al saber que el terrorista saudita no estaba en la zona. “Realmente no sabemos dónde está. Hay informaciones que sugieren que podría seguir allí y otras que habría cruzado la frontera” a Paquistán, dijo el funcionario, quien reiteró una vez más la determinación de capturarlo tarde o temprano: “Tendremos a Ben Laden, hoy o mañana”.

En este sentido, Powell subrayó que “el trabajo no está concluido todavía en Afganistán”, un anuncio que coincidió con las declaraciones del jefe de las operaciones militares estadounidenses, general Tommy Franks, quien ayer afirmó que la batalla “continúa”.

“Ellos están progresando, pero pienso que es preciso decir que va a pasar algún tiempo antes de que tengamos completamente bajo control todo el área de Tora Bora”, dijo el militar.

En declaraciones a la cadena norteamericana ABC, Franks añadió que “físicamente, es cuestión de sacar a Al-Qaeda de estas cavernas y túneles (...). Es cuestión de avanzar por las laderas de estas barrancas y entrar en cada uno de estos refugios y cuevas”.

Transmisiones radiales

Días atrás, las autoridades norteamericanas dijeron haber escuchado la voz del terrorista saudita en transmisiones radiales, dando instrucciones a su milicia en la región de Tora Bora, lo que reforzó las sospechas de que el terrorista se hallaba aún en la zona.

Ayer, sin embargo, el general Franks desmintió estas afirmaciones, pero señaló igualmente que “ciertamente hemos recibido una enorme cantidad de transmisiones”.

De hecho, en las cuevas donde los comandantes de la Alianza creían que se encontraba Ben Laden sólo había seis personas. “Nuestras fuerzas mataron a una y las otras fueron capturadas”, dijo el comandante de la alianza oriental Hazrat Ali.

La ofensiva en Tora Bora comenzó en el mediodía de ayer, cuando las columnas de combatientes afganos avanzaron por dos valles paralelos para luego envolver en una operación de tenaza las posiciones que ocupaban los últimos combatientes talibanes en las cimas adyacentes.

Al caer la noche, bombarderos estadounidenses dejaron caer al menos dos bombas en la zona, mientras un avión artillado AC-130 atacaba blancos más alejados. Una fuente del Pentágono citada por la CNN confirmó que los ataques aéreos son “cada vez más cerca de la frontera con Paquistán”, lo cual podría indicar que se trata de impedir que los miles de combatientes talibanes en retirada logren cruzar al vecino país. De hecho, las autoridades paquistaníes detuvieron a 31 combatientes de Al-Qaeda que habían escapado de los combates en Afganistán, informaron ayer varios periódicos paquistaníes. Por otro lado, la ofensiva final contra la red terrorista tuvo lugar en momentos en que el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, realizaba una visita relámpago a la base de Bagram, al norte de Kabul.

La visita, la primera de un representante estadounidense de tan alto rango a Afganistán en 20 años, marca el lento regreso a la normalidad de ese país tras la caída de los talibanes. Rumsfeld visitó a las tropas norteamericanas y se entrevistó con Hamid Karzai, jefe del futuro gobierno interino.

También ayer, tres marines resultaron heridos por la explosión de una mina antipersonal en el aeropuerto de Kandahar, al Sur, donde las fuerzas de Estados Unidos trasladaron en los últimos días la mayor parte de sus operaciones desde el campamento Rhino, montado semanas atrás en el desierto cercano. Un vocero indicó que uno de los heridos corría el riesgo de perder una pierna.

Paso a paso

7 de octubre: tras los atentados del 11 de septiembre, Estados Unidos inicia, con el apoyo de Gran Bretaña, su ataque sobre Afganistán. En un video, Osama ben Laden llama a una guerra santa.

19 de octubre: se conoce la primera operación terrestre norteamericana en suelo afgano.

26 de octubre: el líder de la oposición afgana Abdul Haq es capturado y asesinado por los talibanes.

3 de noviembre: en otro video, Ben Laden acusa a la ONU de apoyar la guerra y califica a Kofi Annan de "criminal".

9 de noviembre: en la primera derrota importante de los talibanes, la Alianza del Norte toma Mazar-e-Sharif.

12 de noviembre: la Alianza ingresa en Kabul; los talibanes se refugian en Kandahar.

25 de noviembre: cae Kunduz, último bastión talibán en el Norte.

7 de diciembre: los talibanes se rinden en Kandahar, su bastión; el mullah Omar se fuga.

8 de diciembre: comandantes antitalibanes y tropas norteamericanas comienzan la ofensiva sobre Tora Bora.

Día 71 / Parte de guerra

  • Ultimo foco

    La Alianza del Norte anunció ayer que conquistó las últimas posiciones de la red terrorista de Ben Laden, Al-Qaeda, en el este de Afganistán, pero admitió que no halló rastros del terrorista saudita.
  • Admisión de Powell

    En medio de versiones contradictorias sobre el paradero de Ben Laden, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, admitió ayer que EE.UU. no sabe dónde está el sospechoso de los ataques contra las Torres Gemelas.
  • Plan contra Londres

    La prensa británica reveló ayer un plan de Al-Qaeda para atacar en el centro de Londres.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.