China: crece el caos por la neumonía

El virus causó otras 8 muertes y el primer ministro admitió que la situación continúa siendo "grave"
(0)
7 de mayo de 2003  

PEKIN.- La neumonía atípica (SARS) no da tregua a China. La epidemia, la primera en irrumpir en el siglo XXI, ayer se cobró ocho vidas más y el Ministerio de Salud dio cuenta de 138 nuevos casos de infección, mientras más de 26.000 personas ya están en cuarentena en las ciudades de Pekín y Nanjing.

El caos sanitario también amenaza al gobierno, que se enfrenta a las continuas rebeliones en el campo y en los pueblos en que las autoridades construyen centros de aislamiento.

En total, la epidemia ha causado en China 214 muertes entre los 4409 casos confirmados. Ayer, el primer ministro, Wen Jiabao, reconoció que pese a los esfuerzos realizados hasta el momento, la situación en el país "continúa siendo muy grave".

Durante una visita al hospital Xiaotangshan, construido a las afueras de Pekín en apenas 8 días para albergar expresamente a enfermos de neumonía atípica, el premier instó asimismo a políticos y a líderes chinos a luchar contra la enfermedad sin descanso, al tiempo que advirtió que "cualquier descuido o negligencia se pagarán muy caro".

A pesar de que Nanjing, capital de la provincia meridional de Jiangsu, sólo ha reportado cuatro casos confirmados y 11 sospechosos, las autoridades han ordenado el aislamiento de una docena de sitios, medida que ayer afectó a más de 10.000 personas, que se suman así a otras 16.000 que están en cuarentena en Pekín.

Violentas protestas

Por otra parte, en la provincia central de Henan, por lo menos 13 personas fueron arrestadas luego de una violenta protesta en la que se destruyó el cerco que rodea el hospital local. Según informes de prensa, los pobladores atacaron el nosocomio ante el temor de ser infectados, luego de enterarse de que el centro médico recibiría pacientes sospechosos de haber contraído la enfermedad.

En tanto, la firma norteamericana Motorola anunció ayer el cierre de su sede en Pekín, donde trabajan mil personas, a raíz del descubrimiento de un caso de neumonía atípica entre el personal. La sede permanecerá cerrada por lo menos hasta el 12 del actual, declaró la vocero de la empresa, An Weihong, precisando que los empleados trabajaban en sus casas o en otros locales de Motorola.

En total, 6500 casos probables o confirmados de SARS se registraron en el mundo, de los cuales 470 fueron mortales. La crisis ya es considerada en China más devastadora en el plano económico que la que sufrió Asia en 1997, según la prensa oficial.

"Las repercusiones del SARS en la economía china pueden ser más importantes que las de la crisis financiera asiática de 1997", informó ayer el periódico China Daily, uno de los más importantes del país.

En la más reciente señal de que el país asiático está desesperado por contener la epidemia, cerca de 30.000 investigadores y 4000 equipos de expertos se dedicaron ayer a inspeccionar comercios, oficinas, escuelas, bancos, mercados y todos los sitios donde se congrega gente en Haidian, el distrito de Pekín más afectado por el virus. Además, a los 2,2 millones de residentes se les entregaron termómetros y números de teléfono de unidades de emergencia

Cumbre europea

En Bruselas, en tanto, los ministros de Salud de Europa se reunieron ayer en una sesión de emergencia para coordinar las medidas contra el SARS en todo el continente, donde se ha informado sobre 33 casos probables, pero ninguna muerte.

La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Gro Harlem Brundtland, opinó que la Unión Europea está preparada para hacer frente a la neumonía atípica, y señaló que el problema más preocupante sigue estando en China.

Brundtland consideró que las infraestructuras básicas con las que cuenta la UE "deberían ser suficientes" para controlar los casos de SARS que puedan presentarse en Europa.

Por otro lado, la directora de la OMS confesó que "no se puede afirmar con total certidumbre que el número de focos de esta enfermedad haya alcanzado su punto más alto" y advirtió que en China el SARS no ha alcanzado su punto crítico.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.