China muestra más signos de desaceleración y enciende la alerta global

Las importaciones y las exportaciones sufrieron fuertes retrocesos el mes pasado, mientras que el crecimiento del último trimestre sería el más bajo en 27 años
Las exportaciones chinas sufrieron un fuerte retroceso el mes pasado
Las exportaciones chinas sufrieron un fuerte retroceso el mes pasado Fuente: Reuters - Crédito: Jason Lee
Las importaciones y las exportaciones sufrieron fuertes retrocesos el mes pasado, mientras que el crecimiento del último trimestre sería el más bajo en 27 años
(0)
13 de julio de 2019  

PEKÍN.- En medio de la guerra comercial con Estados Unidos, China volvió a encender las alarmas para la economía global. Sus exportaciones cayeron el mes pasado, mientras que las importaciones se contrajeron más de lo esperado, lo que apunta a una mayor debilidad del gigante asiático y las advertencias de los analistas por una desaceleración del crecimiento mundial.

Las sombrías cifras comerciales se sumaron a una serie de datos económicos recientes que han alimentado las expectativas de que Pekín necesita anunciar más medidas de estímulo pronto para evitar una desaceleración más aguda. Además, se espera que China informe pasado mañana un crecimiento en el segundo trimestre de 6,2%, que de confirmarse sería el más débil en los últimos 27 años.

"En general, las importaciones y exportaciones están disminuyendo trimestre a trimestre, y la débil demanda externa será el mayor desafío en la segunda mitad de este año", dijo Zhang Yi, economista de Zhonghai Shengrong Capital Management en Pekín. "El estímulo político a corto plazo debe ser adelantado", agregó.

Mientras que los fabricantes chinos luchan contra la lenta demanda en el país y en el extranjero, un fuerte aumento de las tarifas en Estados Unidos anunciado en mayo amenaza con aplastar los márgenes de ganancias, que ya son escasos. Una encuesta oficial de junio mostró que las fábricas están perdiendo empleos al ritmo más rápido desde la crisis mundial de 2008, lo que eleva la preocupación del régimen de Xi Jinping.

Las exportaciones de junio cayeron 1,3% respecto del año anterior, no tanto como el 2% que esperaban los analistas, pero revirtiendo una ganancia sorpresiva en mayo, cuando los transportistas se apuraron a superar los aranceles de Estados Unidos, según datos oficiales.

Las importaciones se desplomaron 7,3%, una caída más pronunciada que el 4,5% esperado, luego de una contracción del 8,5% en mayo. Los datos sugieren que la demanda interna aún es insuficiente, a pesar de una serie de medidas de crecimiento adoptadas desde el año pasado. China registró un superávit comercial de 51.000 millones de dólares el mes pasado, en comparación con los 41.660 millones en mayo.

En este complejo escenario, la economía argentina no escaparía del impacto de la desaceleración china. "A la Argentina la afecta en la venta de productos de la soja. Nosotros exportamos a China porotos de soja. El 70% de nuestras exportaciones son productos de la soja. Los otros productos que les vendemos, las carnes, las frutas, tienen una incidencia relativa menor en el conjunto de ventas a ese mercado. Es una luz de alerta para la economía internacional y si impacta en los inversores puede llevar a un enfriamiento general que nos perjudique a todos", dijo a la nacion Marcelo Elizondo, analista y consultor en negocios internacionales.

Estrategia

Hasta el momento, Pekín ha confiado en una combinación de estímulo fiscal y flexibilización monetaria para superar la desaceleración, incluidos cientos de miles de millones de dólares en gastos de infraestructura y recortes de impuestos.

El Banco Central también redujo los requisitos de reserva de los bancos seis veces desde principios de 2018, liberando más dinero para prestar, y se esperan más recortes en los próximos trimestres. Algunos analistas creen que también podría bajar las tasas de endeudamiento a corto plazo si la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) suavizara la política a finales de este mes. Pero la economía tardó en responder y la confianza empresarial aún es inestable, lo que pesa sobre la inversión. "La flexibilización de las políticas aún está impulsando el crecimiento del crédito en general. Pero el repunte en los préstamos ha sido modesto y es poco probable que evite que el crecimiento económico se desacelere aún más en los próximos trimestres", publicó Capital Economics.

Los analistas estiman que este año, el crecimiento económico de China se desacelerará a un mínimo en casi 30 años, al 6,2%, según un reciente sondeo de Reuters.

El crecimiento del próximo año probablemente se enfriará aún más, al 6%, según la encuesta, y algunos analistas dicen que podría ser incluso más débil si las conversaciones comerciales vuelven a estallar.

Junio marcó el primer mes completo de aranceles estadounidenses más altos para los 200.000 millones de productos chinos, que Washington impuso después de que las negociaciones comerciales entre las economías más grandes del mundo se enturbiaran.

Aunque Trump y Xi acordaron a fines de junio reanudar las negociaciones, y Estados Unidos dijo que esperaría para imponer cualquier tipo de impuesto adicional, las tarifas siguen vigentes, lo que produce un largo y lento arrebato para la economía china. No se estableció un plazo para una nueva ronda de conversaciones comerciales cara a cara, y las dos partes siguen enfrentándose a problemas importantes, lo que aumenta el riesgo de una batalla más larga y costosa que podría desencadenar en una recesión mundial.

Los números del gigante herido

  • 6,2%

Crecimiento

La economía china creció el 6,2% en el segundo trimestre, la cifra más baja en los últimos 27 años

  • -1,3%

Exportaciones

Las exportaciones del país cayeron el 1,3% en junio, revirtiendo una ganancia sorpresiva de mayo

  • -7,3%

Importaciones

Las importaciones se desplomaron el 7,3%, una contracción más pronunciada que el 4,5% previsto

  • 51.000

Millones de dólares

Fue el superávit comercial el mes pasado, contra un estimado previo de 44.650 millones, reflejo de la debilidad de la demanda

  • 25%

Aranceles de EE.UU.

El presidente Trump impuso este año aranceles del 25% a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares, un fuerte golpe para el aparato productivo chino

Agencias AP, AFP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.