Colombia: preocupación por el secuestro del gobernador de Caquetá

El político, que preside un departamento dominado por las FARC, fue capturado en su casa por un grupo armado
(0)
22 de diciembre de 2009  • 10:03

BOGOTA.- Un grupo armado de presuntos guerrilleron, en una clara demostración de poder, secuestró anoche al gobernador del departamento colombiano de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, en un ataque a la residencia del funcionario en el que fue asesinado un policía.

El Ejército y la policía atribuyeron el secuestro del funcionario, que se produjo en la ciudad de Florencia, a un comando de la columna Teófilo Forero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Al parecer, además de hacer una demostración de poder militar, el objetivo del grupo guerrillero es incluir al gobernador en un grupo de rehenes de carácter político que mantiene en su poder y que busca intercambiar con el gobierno por cientos de rebeldes presos, dijeron fuentes de seguridad.

"El gobernador fue sacado a la fuerza de su residencia. Una de las personas que custodiaban su residencia fue asesinado", dijo a la prensa el secretario de gobierno del departamento de Caquetá, Edilberto Ramón Endo.

El funcionario precisó que los autores del ataque y del secuestro fueron alrededor de 15 hombres armados con fusiles de asalto que vestían prendas del Ejército, y quienes antes de ingresar a la residencia del gobernador activaron un explosivo para derribar la puerta. "Ingresaron a su residencia y lo sacaron a la fuerza. Hay un operativo para tratar de rescatarlo", relató Endo, quien reconoció que el gobernador había recibido amenazas de las FARC.

Zona estratégica. El departamento de Caquetá, en el sur de Colombia, es una de las regiones selváticas del país en donde las FARC aún mantienen una importante presencia y resisten una ofensiva militar ordenada por el presidente Alvaro Uribe, apoyada por Estados Unidos.

El secuestro de Cuéllar se produjo en momentos en que se espera que las FARC liberen a dos militares de un total de 24 que mantienen secuestrados actualmente, y que buscan intercambiar con el gobierno por cientos de guerrilleros presos a través de un acuerdo humanitario.

El grupo guerrillero, considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, llegó a tener más de 60 rehenes entre militares y políticos, pero la mayoría fueron liberados mientras que otros se fugaron de campamentos en medio de la selva o lograron ser rescatados por las fuerzas de seguridad.

El secuestro del gobernador del Caquetá fue interpretado por analistas como una demostración de poder de las FARC al ser cometido en una de las regiones del país con más presencia de efectivos de las Fuerzas Armadas y en donde se concentra la ofensiva militar liderada por Uribe.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.