Del palacio a la cárcel, la ruta de la política peruana