Detenidos en el canal de la Mancha

(0)
31 de agosto de 2001  

LONDRES (ANSA).- Las medidas de seguridad en el ingreso al túnel que une Francia y Gran Bretaña bajo el canal de la Mancha fueron nuevamente reforzadas ayer luego de que un grupo de 44 inmigrantes clandestinos de varias nacionalidades intentó cruzarlo a pie.

Este es un nuevo intento de los responsables del túnel de hacer frente a la guerra entre miles de desesperados que intentan llegar a Gran Bretaña y las autoridades anglo-francesas, que quieren detenerlos.

El lado francés está considerado como un "colador" por los británicos, que buscan soluciones para obligar a los responsables de la costa continental a frenar la situación.

Anteanoche, el grupo, proveniente de un campamento de refugiados cercano -donde residen 1200 desplazados iraníes, kurdos y afganos-, llegó a una entrada secundaria del túnel a través de un puente sobre la autopista A16, cerca de Calais. Pero pronto fue identificado por los sistemas de seguridad.

Inmediatamente, agentes de seguridad recorrieron una decena de kilómetros del túnel y bloquearon a los intrusos. Los trenes que cruzan el túnel fueron detenidos de inmediato y se suspendieron todas las actividades en espera de que el grupo fuera llevado nuevamente hacia el campo de refugiados en Francia.

Eurotunnel, la compañía a cargo del transporte ferroviario, lanzó una batalla legal para no tener que pagar multas millonarias debido a los inmigrantes clandestinos que llegan a Gran Bretaña ocultos en los trenes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.