El drama de Santa, víctima de los "ángeles de la muerte"