Gran Bretaña / La peligrosa depresión posolímpica. En Londres ya temen una "maldición" por los Juegos