Graves choques entre palestinos complican aún más a Arafat

Protestas por el arresto del líder de Hamas La detención fue dispuesta por Arafat El movimiento islámico pasó a la clandestinidad y prometió más atentados contra Israel,en abierto desafío al líder de la ANP Amenaza de la Jihad
(0)
7 de diciembre de 2001  

GAZA.- Las fuertes presiones que caían sobre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para que persiga y castigue a activistas islámicos que promueven atentados terroristas derivaron ayer en el arresto domiciliario del jeque Ahmed Yassin, líder espiritual del movimiento Hamas de resistencia islámica, y dejaron al líder palestino Yasser Arafat con una delicada situación en el frente interno.

El arresto ordenado por Arafat provocó la ira inmediata de los militantes de Hamas, cuyo brazo armado amenazó con atacar a responsables de la ANP si ésta perjudica a Yassin.

También la Jihad islámica lanzó una dura advertencia contra la autoridad palestina que dirige Arafat y alertó que podría volver a las armas contra la ANP si continúan las detenciones de militantes islámicos.

Tras conocerse la detención de Yassin, miembros de Hamas dispararon contra policías palestinos que ejecutaban en Gaza la orden de arresto domiciliario del líder de la organización.

La dirigencia de Hamas habría decidido ayer pasar a la clandestinidad para evitar nuevas detenciones y aclararon que no pondrán freno a los atentados contra Israel.

Los enfrentamientos que desataron el arresto de Yassin produjeron inicialmente disparos al aire desde ambas partes, aunque testigos dijeron que un partidario de Hamas, de 21 años, murió a causa de los choques.

Avisadas del arresto por los altavoces de las mezquitas, unas 2000 personas se congregaron frente a la residencia de Yassin, paralítico y casi ciego, con la firme intención de protegerlo.

Esa orden de arresto, motivada según un dirigente palestino en recientes declaraciones de inusitada virulencia contra la ANP, vino acompañada del anuncio de Israel a una suspensión de los bombardeos aéreos contra objetivos palestinos. Israel pretendió con esta suspensión dar al líder palestino Arafat una oportunidad de actuar contra los activistas.

Hamas había reivindicado los atentados del fin de semana último que dejaron unos 30 muertos en Israel. Funcionarios palestinos dijeron que desde entonces se produjeron unas 180 detenciones de militantes islámicos.

Reclamos de EE.UU. y Europa

Además de las presiones israelíes, el presidente palestino ha sido apremiado a actuar con rapidez por Estados Unidos y Gran Bretaña.

"La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) debe eliminar a los matones y asesinos que se empeñan en boicotear el proceso de paz", declaró horas atrás el presidente estadounidense, George W. Bush.

Por su parte, el Congreso de Estados Unidos había lanzado una severa advertencia a Arafat en una resolución que recomendó a Bush suspender las relaciones con la Autoridad Palestina si no persigue a los autores de los atentados de los últimos días ni destruye la infraestructura de los grupos terroristas.

Por su parte, el ministro británico de Relaciones Exteriores afirmó ante la Cámara de los Comunes que la Autoridad Palestina "no ha hecho lo suficiente para arrestar a los terroristas" responsables de los atentados del fin de semana.

Libertad de movimiento

Arafat obtuvo de Israel libertad de movimiento para su policía, con objeto de que pueda detener a los activistas, indicó el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, quien precisó que Israel proporcionó a los palestinos una lista de 36 personas cuya detención exige.

Según Peres, que anunció un plazo de doce horas para cumplir ese cometido, corresponde a Arafat demostrar que está realmente comprometido en la lucha contra los extremistas islámicos.

Un alto dirigente palestino indicó que el Consejo Superior de Seguridad palestino comenzó a examinar un plan para detener a las personas consideradas responsables de los atentados antiisraelíes de los últimos días.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.