Irán: el moderado Rohani ganó las elecciones

El clérigo, de 64 años, es el nuevo presidente iraní; en la campaña se mostró abierto a negociaciones con Occidente y revisiones nucleares
(0)
15 de junio de 2013  • 13:48

TEHERAN.- El clérigo moderado Hassan Rohani ganó la elección presidencial en Irán, poniendo fin a ocho años de poder ejecutivo conservador, anunció este mediodía el ministro del Interior iraní.

Rohani, apoyado por los sectores moderado y reformador, obtuvo 18,6 millones de votos, es decir el 50,68 por ciento en la primera vuelta de los comicios disputados ayer frente a cinco candidatos conservadores, precisó el ministro, Mohamad Mostafa Najjar, citando resultados definitivos.

Así, el presidente electo consiguió la mayoría necesaria en la primera vuelta, es decir más del 50 por ciento. En total concurrían seis candidatos para suceder al hasta ahora presidente Mahmoud Ahmadinejad, quien tras dos mandatos no podía concurrir a un tercero, según la Constitución del país teocrático.

Rohani, que en el pasado estuvo al frente de las negociaciones nucleares con Occidente, está considerado un político moderado, que aseguró en la campaña que como presidente iba a buscar el fin del aislamiento internacional.

El clérigo, de 64 años, se convirtió en el candidato único de los reformistas y de los moderados, después de que el candidato reformista Mohamad Reza Aref anunciara su retiro, mientras que sus tres principales adversarios, todos cercanos del Guía Supremo Ali Jamenei, se mostraban divididos.

Los ex presidentes Mohamad Jatami (reformista) y Akbar Hachemi Rafsandjani (moderado) llamaron a votar por Rohani. En pocos días, la "unión sagrada" de los reformistas y de los moderados logró movilizar a una gran parte de los electores moderados que después de las elecciones de 2009 juraron que nunca más participarían en una elecciones por considerarlas de antemano fraudulentas.

A favor de la revisión nuclear

Durante su larga carrera, Rohani, cercano al ex presidente Rafsandjani, fue vicepresidente del parlamento y jefe de las negociaciones nucleares entre 2003 y 2005. Fue en este período que Rohani recibió el apodo de "jeque diplomático".

En 2003, durante negociaciones con París, Londres y Berlín, Rohani había aceptado suspender las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio y aplicar el protocolo adicional del Tratado de No Proliferación (TNP), que permite inspecciones sin previo aviso de las instalaciones nucleares iraníes.

Durante la campaña electoral, Rohani aseguró que estaba a favor de una mayor flexibilidad con Occidente para poner fin a las sanciones que han sumergido al país en una grave crisis económica.

Para ello, escogió como símbolo de su campaña una llave, que según él abre la puerta a las soluciones de los problemas del país. "Mi gobierno no será un gobierno de compromiso y rendición (en materia nuclear), pero no seremos tampoco temerarios", afirmó, añadiendo que está "en la continuidad de Rafsanjani y Jatami".

Posible negociación

Rohani tampoco ha descartado - "aunque aquello sea difícil" para él, según sus propias palabras - negociar directamente con Estados Unidos para solucionar la crisis nuclear.

Diputado entre 1980 y 2000, Rohani fue luego miembro de la Asamblea de expertos, instancia encargada de supervisar el trabajo del Guía Supremo Ali Jamenei.

Rohani sigue representando al ayatolá Jamenei en el Consejo Supremo de Seguridad Nacional, así como Said Jalili, que es apoyado por la línea dura del régimen. Además, es miembro de la Asociación de Clérigos Combatientes, que reúne a los clérigos conservadores. Sin embargo, en los últimos años, se ha acercado a los reformistas.

Originario de Sorkhey en la provincia de Semnan (sureste de Teherán), Hasan Rohani es titular de un doctorado de derecho de la Universidad de Glasgow. Está casado y es padre de cuatro hijos.

Agencias AFP, AP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.