La construcción de la futura relación, el reto más difícil