La desesperada búsqueda de una figura protectora

Por Gabriel Jure Para LA NACION
(0)
31 de agosto de 2001  

El reciente capítulo del secuestro extorsivo que conmocionó a Brasil permite formular consideraciones sobre la conducta humana. La liberación de la joven secuestrada y sus elogios posteriores a los secuestradores llevó a pensar en el comportamiento descripto como "síndrome de Estocolmo", llamado así por un caso en el que una víctima se enamoró de su victimario.

Ayer, en su huida, el joven secuestrador, herido, increíblemente eligió como lugar de refugio la familia de su víctima y particularmente al padre. Como si fuera una película de acción de Hollywood, el joven delincuente busca quedarse con el que se supone fue la figura protectora de su anterior víctima y posible salvador de la joven secuestrada, aparentemente mediante un pago cuantioso. ¿Cuáles son los móviles psicológicos que puedan explicar esta acción?

Dos posibilidades se abren: busca a un padre protector, identificado con la hija, sabiendo que el individuo en cuestión es sumamente poderoso y contaría con los "medios" para permitir su huida y la curación de sus múltiples heridas, físicas y mentales. Simultáneamente, la misma acción fue estratégicamente llevada a cabo, como intento de liberarse por medio de un padre poderoso del peso de las leyes sociales, habiendo ya obtenido el dinero requerido por el secuestro.

La segunda posibilidad es que pensó en vengarse de ese mismo padre, que antes había concedido sus pretensiones y al que actualmente lo ubica como el mayor causante de su fracaso. Entonces, un acto vengativo se realizará mediante el asesinato de ese individuo, vivido inconscientemente como si fuera un parricidio.

Estas temáticas de transgresión, afectos pasionales y muerte interesan a las masas desde el origen de la cultura y ya las observamos en la tragedia de Sófocles en "Edipo Rey", reeditándose perversamente en situaciones como éstas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?