La Justicia española volvió a suspender la exhumación de Francisco Franco

La tumba de Franco, en el Valle de los Caídos
La tumba de Franco, en el Valle de los Caídos Fuente: AFP - Crédito: Oscar del Pozo
Lo decidió de forma provisoria el Tribunal Supremo; el presidente Sánchez prometió el traslado de los restos hace un año
Silvia Pisani
(0)
5 de junio de 2019  

MADRID.- Una vez más, la Justicia se puso en medio de los anuncios del presidente español, Pedro Sánchez , y volvió a suspender provisoriamente la anunciada exhumación del fallecido dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

La nueva suspensión fue dispuesta por el Tribunal Supremo. Se trata de una medida provisoria, hasta que los jueces se pronuncien sobre la causa de fondo.

La decisión fue un revés para el socialista Sánchez, quien desde hace un año viene anunciando la remoción de los restos de quien fue mandamás de España durante cuatro décadas.

En marzo pasado había puesto como fecha el 10 de junio para llevarla cabo. Con bombos y platillos, la vicepresidenta Carmen Calvo aseguró que, para entonces, "todo estaría listo".

Entusiasmada, la socialista llegó a describir cómo sería el inédito operativo. Algo -dijo- que se realizaría "con la más absoluta discreción".

Sin embargo, nada de eso ocurrirá por el momento y, en contra de las expectativas de La Moncloa, el lunes próximo -fecha inicialmente elegida para el "histórico paso"- será, previsiblemente, un día como tantos otros.

En medios jurídicos la noticia no fue sorpresiva. Desde un primer momento se puso en duda que el tribunal accediera a la remoción sin resolver antes los recursos de amparo presentados por la familia del fallecido dictador. Asunto sobre el que aún no se ha expedido.

Sánchez no pudo ocultar su decepción. La Moncloa emitió una declaración en la que ratifica su fe en el desentierro.

La disposición judicial "no indica nada sobre el fondo del asunto", sostuvo, a la par que ratificó su confianza en que, tarde o temprano, este "se llevará a cabo".

A las puertas del tribunal, un grupo de personas mostró su desacuerdo. "Esto es un atropello a la democracia. Hace rato que a Franco habría que haberlo sacado de la tumba honorífica en la que se encuentra", dijeron.

A través de su abogado, Luis Felipe Utrera Molina, la familia del fallecido dictador no podía estar más satisfecha.

"Por suerte el tribunal ha entendido que pretender una medida con consecuencias antes de que esté clara la cuestión de fondo era un disparate. Algo que solamente promete un gobierno con ánimo electoral", dijo el letrado.

Desde que llegó al poder, hace un año, el socialista Sánchez hizo de la exhumación de Franco un caballito de batalla.

Sin embargo, pese a sus reiterados anuncios, en cada uno de ellos tropezó con los recursos judiciales de la familia del dictador.

Desde su muerte en noviembre de 1975, Franco yace en el Valle de los Caídos, un imponente mausoleo a una hora de esta ciudad, que, por decisión suya, construyeron miles de presos políticos en los años 40 y 50 del siglo pasado.

La tumba del general gallego es accesible al público y reverenciada por sus nostálgicos.

Se encuentra en el altar de la basílica, siempre cubierta de flores frescas, una "tumba de Estado" y de "exaltación" que para el gobierno socialista es inaceptable.

La iniciativa de sacar a Franco de allí y llevarlo a un lugar discreto fue anunciada en junio por el presidente del gobierno, pocos días después de llegar al poder. Pero nunca pudo llevarla a cabo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.