Para el gobierno de Colombia, el nuevo acuerdo de paz con las FARC es definitivo