Revelan el ruego final de Khashoggi a sus asesinos

(0)
11 de septiembre de 2019  

ANKARA (AP).- Las últimas palabras del periodista saudita Jamal Khashoggi antes de ser asesinado fueron para rogar a sus ejecutores que no le cubrieran la boca porque sufría de asma y podía asfixiarse, informó el diario turco Sabah.

El periódico, cercano al gobierno turco, publicó nuevos extractos de una grabación de la conversación que tuvo Khashoggi con miembros de un escuadrón saudita enviado a Turquía para matarlo. "No me cubran la boca", les dijo a sus asesinos, antes de que aparentemente lo drogaran y perdiera el conocimiento. "Tengo asma, no lo hagan. Me asfixiarán".

El diario señaló que la grabación del asesinato y desmembramiento de Khashoggi, el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudita en Estambul, fue obtenida por la agencia de inteligencia turca. Según la transcripción, un miembro del escuadrón llamado Maher Mutreb le dijo a Khashoggi que debía regresar a Riad por órdenes de Interpol. El periodista se opuso, señaló que no había un proceso en su contra y que su novia lo esperaba fuera del consulado.

En la grabación también se escuchó a Mutreb y otro hombre cuando intentaban obligar a Khashoggi a enviarle a su hijo un mensaje para decirle que no se preocupara. Más adelante, Mutreb afirmó: "Ayudanos para que podamos ayudarte. Porque al fin y al cabo te llevaremos a Arabia Saudita. Y si no nos ayudás, sabés lo que sucederá".

"Siempre trabajé con cadáveres. Sé cortar muy bien. Sin embargo, nunca trabajé con un cuerpo caliente, pero también lo lograré fácilmente. Normalmente me pongo los auriculares y escucho música cuando descuartizo cadáveres", dijo el forense Mohammed Abdah Tubaigy a otro miembro del escuadrón

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.