Un voraz incendio consume más de 1200 hectáreas cerca de Barcelona