Activa jornada para el cine argentino

Se proyectó "Cóndor, el eje del mal"
(0)
20 de mayo de 2003  

CANNES.- El cine argentino vivió ayer una de las jornadas más activas desde que empezó el festival desde el punto de vista artístico, empresario y también oficial. En el terreno estrictamente cinematográfico, se proyectó en el marco de la sección paralela Semana de la Crítica el largometraje documental "Cóndor, el eje del mal", del joven director argentino -radicado en Londres- Rodrigo Vázquez. El film, que describe de manera impecable (aunque con cierto didactismo destinado al público europeo) la organización represiva que unió a las dictaduras latinoamericanas durante los años 70, es muy dura también respecto de la participación del gobierno norteamericano y especialmente de Henry Kissinger en el plan. Ante una enorme sala como el Espacio Miramar casi colmada, la película fue seguida con gran atención y generó un debate posterior bastante acalorado, ya que en su película Vázquez -que hasta hace pocas horas estuvo filmando en la Franja de Gaza- asocia la lucha antiterrorista de entonces con las recientes intervenciones estadounidenses en el exterior y los ataques a las Torres Gemelas en septiembre de 2001.

Dentro del ámbito empresarial, por su parte, se realizó en el distinguido Hotel Carlton un almuerzo para presentar la flamante asociación KDM Films, que planea producir entre dos y tres largometrajes al año en nuestro país. La unión entre el argentino Oscar Kramer, una productora española y la compañía italiana Mikado anunció que financiará los nuevos proyectos de Carlos Sorín ("El perro", otra historia ambientada en la Patagonia) y Adolfo Aristarain ("Alma de bohemio", un guión coescrito con Mario Camus que protagonizará Juan Diego Botto y estará basado en experiencias autobiográficas de 1976). También en carpeta están un film de Sally Potter basado en un cuento de Borges y el debut en el largometraje del joven Guillermo Grillo con "Fantasma de Buenos Aires".

Finalmente, en el marco de una cena de la delegación nacional, Víctor Bassuk, responsable de la política internacional de Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, informó a la prensa que fueron designados cuatro representantes para la gestación de coproducciones y la comercialización de películas argentinas en el exterior: el realizador y coordinador del festival de Mar del Plata Miguel Pereira en Inglaterra, el productor Matías Doorn en Los Angeles, el profesor universitario Pablo Perel en Israel, y el periodista Carlos Hugo en España. Así lo publicaron también prestigiosos medios como The Hollywood Reporter.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.