Entre polémicas, Avatar 2 retoma el rodaje y promete trabajo para Nueva Zelanda

James Cameron en las últimas imágenes de mayo en plena filmación de Avatar 2
James Cameron en las últimas imágenes de mayo en plena filmación de Avatar 2 Crédito: Twitter. Crédito Avatar
(0)
15 de junio de 2020  • 13:10

En épocas de vacas flacas, la grabación de la secuela del film de ciencia ficción Avatar 2, de James Cameron, promete cientos de empleos y millones de dólares a Nueva Zelanda, país que erradicó el brote de coronavirus.

Así lo asegura su productor Jon Landau en un cable de la agencia Reuter. Hace unas dos semanas el equipo había recibido un permiso especial para volar a Nueva Zelanda, lo que provocó algunas quejas por el tratamiento. De hecho, David Seymour, miembro del parlamento y líder del partido político ACT (fuerza liberal), opinó que la decisión del gobierno al permitir el rodaje de Avatar 2 era como "un insulto al esfuerzo de los neozelandeses". Seymour condenó que gran parte de la ciudadanía, cuyos empleos residen en el sector educativo y alimentario, todavía no pueden volver al trabajo, mientras que los cineastas extranjeros tienen libertad para hacerlo. Más allá de opiniones, los planes no se retrotraen a otra fase.

"Sólo esta producción va a contratar a 400 neozelandeses para trabajar en ella", dijo Landau a 1News después de salir de un hotel en Wellington donde él y sus colegas permanecieron en cuarentena desde que llegaron. El país fue avanzando a la llamada nueva normalidad y, paralelamente, la segunda versión de esta superproducción empezó a prender sus motores. Prometen gastar en los próximos cinco meses más de 70 millones de dólares. Las grabaciones se habían suspendido en marzo, poco antes de que Nueva Zelanda entrara en un estricto confinamiento para frenar la propagación del coronavirus. En ese momento, la gran maquinaria de Hollywood había detenido sus motores. La estimación global de pérdidas para la industria del entretenimiento era de alrededor de 20.000 millones de dólares entre fuentes de trabajo caídas y suspensión de filmaciones de series y películas.

James Cameron volvió a poner en marcha la maquinaria de la secuela de Avatar, en Nueva Zelanda
James Cameron volvió a poner en marcha la maquinaria de la secuela de Avatar, en Nueva Zelanda

El confinamiento sofocó el brote y la semana pasada Nueva Zelanda levantó todas las restricciones excepto los controles fronterizos después de declarar que estaba libre del virus, uno de los primeros países del mundo en volver a la actividad en el contexto actual. Lo concreto es que tanto Cameron como Landau y docenas de personas que trabajaban en la secuela de Avatar fueron autorizados a volar a la isla por motivos económicos.

La secuela de la película más taquillera de la historia del cine se encuentra entre el puñado de producciones que se están poniendo en marcha en Nueva Zelanda, donde se espera ampliar más el mercado cinematográfico después de la exitosa campaña contra el coronavirus. "Las oportunidades son inmensas -apuntó Landau -.sólo somos la cuña en la puerta que esperamos que abran muchas cosas para la economía".

Hace unos meses la producción de esta historia entre Neytiri y Jake Sully compartió imágenes del set de rodaje de Avatar 2, cuya fecha de estreno estaba previsto para el 17 de diciembre de 2021. Las montañas, praderas y bosques de Nueva Zelanda se han convertido en una tentadora locación para grandes producciones. Además de Avatar 2, la serie de El señor de los Anillos, para Amazon Prime Video, también se valió de esos escenario naturales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.