Bandersnatch, el film interactivo que abre una ventana al futuro

Stefan, un joven talentoso en el mundo de los videojuegos
Stefan, un joven talentoso en el mundo de los videojuegos Crédito: Netflix
La película, ya disponible en Netflix, fue creada por Charlie Brooker para Black Mirror; propone múltiples elecciones al televidente
(0)
29 de diciembre de 2018  

Consolidada como una de las series más populares y elogiadas de los últimos tiempos, Black Mirror volvió a dejar a todos con la boca abierta con el sorpresivo estreno de Bandersnatch, un film en el que cada espectador se pone en el lugar del protagonista para tomar decisiones que van cambiando radicalmente la historia y que ya se puede disfrutar en Netflix.

Las versiones de que Netflix estaba analizando lanzar capítulos interactivos comenzaron hace dos años luego de que sus directivos confirmaron que estaban trabajando en nuevas maneras de contar historias. Poco tiempo después, esta modalidad comenzó a implementarse en algunos títulos infantiles como Minecraft: Story Mode, la serie de El Gato con Botas y Stretch Armstrong, pero pasó inadvertido para el gran público. Lo que muchos creyeron que había sido un fracaso era, en realidad, una estrategia: entender la tecnología y perfeccionarla para dar el salto a gran escala.

Por eso es posible que no hubiese mejor serie para mostrar la potencialidad de esta nueva herramienta para contar historias que Black Mirror, la creación de Charlie Brooker que debutó en 2011 en Inglaterra con un recordado episodio en el que el primer ministro inglés debía mantener relaciones sexuales televisadas con un cerdo para evitar un asesinato. Gracias a este tipo de historias perturbadoras y diferentes, pronto se volvió un producto de culto. Black Mirror busca mostrar el costado oscuro de nuestro vínculo con la tecnología, que en muchos casos es adictiva.

De hecho, el nombre de la serie nace porque cuando los teléfonos y las computadoras se apagan podemos vernos reflejados en esa suerte de espejo negro. Atentos a captar aquellas producciones que son populares, en 2016 Netflix cerró un acuerdo para que los nuevos episodios se volvieran exclusivos de la plataforma y sumó episodios excelentes como "San Junipero", con una reflexión sobre la muerte y el amor, y "USS Callister", un justo homenaje a Star Trek, pero también una indagación sobre la realidad virtual y la inteligencia artificial. Y aunque por sus episodios han pasado actores muy conocidos como Jon Hamm o directores como Jodie Foster, en Bandersnatch el elenco no tiene caras conocidas, pero sí grandes intérpretes como Will Poulter, Craig Parkinson, Alice Lowe y Asim Chaudhry, bajo la dirección de David Slade, responsable del capítulo "Metalhead".

Bandersnatch se centra en Stefan, un joven tímido y solitario que sueña con ingresar al mundo de los videojuegos. En su cuarto escribe el código de un nuevo título, inspirado en un libro de culto, pero que muchos creen que es maldito. Una vez que tiene una primera versión, se acerca al sello más popular del momento para convencerlos de que le dejen completar su proyecto.

A partir de allí, la historia cambia según las elecciones de cada espectador. La posibilidad de elegir entre distintas tramas es tan atractiva como adictiva y, a diferencia de lo que sucedía con los libros infantojuveniles de la colección Elegí tu propia aventura, aquí todo comienza con cierta inocencia -optar por qué cereal desayunar, qué canción escuchar, si hablar con alguien o no...- y termina con situaciones oscuras y terribles. No todos llegan a esta instancia, pero aquellos que se toparon con la escena del cenicero entenderán cómo Black Mirror no perdió su gusto por la provocación y la incomodidad.

Aunque tanto Netflix como los productores de la serie prefieren no dar mayores datos, se estima que hay cerca de cinco horas de material disponible para jugar con las opciones y que existen tanto finales oscuros como cierres absolutamente ridículos y sorprendentes. Incluso hay metarreferencias a la misma plataforma y guiños sutiles, como publicidades en segundo plano que referencian al tipo de cereal que uno eligió al comienzo.

Junto con estos juegos, Bandersnatch también está lleno de elementos del "universo Black Mirror", con pistas sobre otros episodios y personajes, por lo que seguramente muchos decidirán "jugar" varias veces hasta tratar de descubrir todos los secretos.

No será fácil: se calcula que hay un trillón de combinaciones posibles para la historia. Y no todo termina allí: además de un personaje de Alicia a través del espejo de Lewis Carroll, Bandersnatch también fue un juego de computadoras real de 1984 que fue muy publicitado, pero jamás salió a la venta. ¿Quién descubrirá cuál es la verdadera historia?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.