Caos y violencia en el set: por qué echaron al director del film de Queen

Bryan Singer (der.) junto a Brian May y la hermana de Freddie Mercury, Kashmira Cooke
Bryan Singer (der.) junto a Brian May y la hermana de Freddie Mercury, Kashmira Cooke Fuente: Archivo
(0)
5 de noviembre de 2018  • 12:21

Mientras Bohemian Rhapsody, la película que cuenta la historia de vida de Freddie Mercury y el origen de Queen , lidera las recaudaciones en todo el mundo, el derrotero que la llevó a estrenarse tras muchos contratiempos, todavía genera intriga. El mayor de los misterios es por qué Fox eligió al problemático Bryan Singer como director, cuando todos sus antecedentes hablaban de procesos de rodaje angustiantes y caóticos. El destino parecía irreversible: tras meses de trabajo, fue despedido del proyecto el año pasado, acusado de mal comportamiento.

Según publica esta semana The Hollywood Reporter, en una recapitulación de lo ocurrido con Singer, fue como una crónica de una muerte anunciada. Fox pagó un alto precio por jugarse para poner al frente un director famoso por su mala conducta en los sets de filmación. Hace más de una década, la productora había sufrido al director con X-Men: Apocalypse, estrenada finalmente en 2016 tras un rodaje agotador. "Era emocionalmente frágil", llegaba al set sin preparación y normalmente tarde. A veces lloraba, llevaba amigos, se distraía. Así definieron su comportamiento los testigos de ese rodaje.

Por eso no fueron pocos los que se sorprendieron con la elección de Singer – quien además estaba acusado de abuso sexual– para dirigir Bohemian Rhapsody. El motivo que alegó el productor Graham King, quien venía trabajando desde hacía años para llevar a Freddie Mercury a la pantalla grande y había logrado convencer a Brian May y Roger Taylor, los miembros activos de la banda, para trabajar juntos, fue que Singer se había mostrado realmente atrapado por el proyecto. Según King, le brillaron los ojos cuando le propuso dirigir la película y se obsesionó con el asunto, mandando mensajes constantemente con sus ideas. Según afirmaron fuentes cercanas al director a The Hollywood Reporter, tuvo su habitación de hotel empapelada con imágenes de Mercury durante el rodaje.

Crédito: Alex Bailey/20th Century Fox

Todo parecía ir sobre ruedas: los miembros de Queen estaban de acuerdo, Rami Malek estaba listo para interpretar a Freddie Mercury y Singer había presentado un pitch minucioso ante los productores de FOX, que los hizo pensar que esta vez se podía confiar en él. Además, la productora no tenía que afrontar todos los costos de producción -que se elevaron a los 55 millones de dólares-, ya que los dividieron con New Regency en partes iguales.

Aun faltaba convencer a Stacey Snider, presidenta de Fox, que tenía reparos en la selección de Singer como director por lo que había escuchado de su comportamiento. Antes de aprobarlo, se sentó con la vicepresidenta, Emma Watts, Singer y Graham King para hablar en privado. Según THR, Snider no tuvo reparos en marcarle las reglas a Singer: "No rompas la ley. Presentate en el set todos los días. Si no cumplís esto, va a haber consecuencias".

Sin embargo, Singer no escuchó las advertencias. "Desde el principio volvió a sus viejos trucos: filmaba, se cansaba y le dejaba su lugar a Tom Sigel (el director de fotografía)". Había mucha tensión en el set por las demoras y ausencias del director. Mientras la estrella, Rami Malek, y el resto del elenco estaban listos para grabar a las 6.30 de la mañana, tenían que esperar durante horas al director. Tom Hollander, que interpreta al mánager de Queen, se enojó tanto que quiso renunciar al poco tiempo de empezar.

Las tensiones escalaron hasta un fuerte cruce con Malek, famoso por ser una de las personas más agradables en el trato de la industria. En la pelea voló utilería por la cabeza de algunos -sin golpear a nadie, y terminó con una denuncia, aparentemente realizada por Malek, dirigida a los ejecutivos de FOX. "Cualquier dicho sobre peleas entre Rami y yo son una simple exageración de pocas diferencias creativas que fueron rápidamente resueltas. Es normal en un set de filmación. Y creo que el resultado habla por sí solo", dijo Singer en un comunicado dirigido a The Hollywood Reporter.

Trailer Bohemian Rhapsody

06:06
Video

Los dos tercios de la película se completaron bajo estas situaciones. Pero el director fue despedido faltando una parte del rodaje, luego de que pidiera ausentarse por varias semanas para atender a su madre enferma en los Estados Unidos, y detener la filmación. La presidenta de FOX le advirtió que no se subiera a ese avión. El se fue de todas formas. "Dijo que estaba cansado y su mamá no estaba bien", dijo una fuente del rodaje. La producción se detuvo el 1 de diciembre del 2017 y Stacey Snider tomó la decisión de despedirlo. Según trascendió, Singer estuvo en Los Angeles, mientras su madre vive en Nueva Jersey.

Fox contrató al director Dexter Fletcher para finalizar el rodaje, aunque Singer aún figura en los créditos como el director. "Puse más de un año y medio de mi vida y toda mi pasión en la película Bohemian Rhapsody. Estoy extremadamente orgulloso del resultado. Hubo un momento en el que pedí al estudio que me dejaran volver a casa porque uno de mis padres estaba muy enfermo. Eso estaba afectando también mi salud. Pensé que podía terminar el trabajo en enero, pero el estudio dijo que no", dijo el director en su descargo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?