Comenzó la D23 Expo con leyendas del cine

Natalia Trzenko
(0)
25 de agosto de 2019  

ANAHEIM, California.- Cada dos años los fanáticos de todo el universo Disney que incluye a Marvel, Pixar y Star Wars se reúnen a pocas cuadras de Disneylandia -el parque de diversiones original que Walt Disney diseñó para expandir el encanto de sus películas más allá de la pantalla-, para celebrar los contenidos del imperio del entretenimiento que se expande constantemente. Cada dos años la peregrinación de miles de personas luciendo las orejitas de Mickey, las remeras de Star Wars o jugando a ser sus personajes favoritos de Avengers llega a la D23 Expo para estar un poco más cerca de sus ídolos y para tener la oportunidad de ser los primeros en conocer las novedades de Disney.

Cada dos años el encuentro que dura tres día comienza con la ceremonia en la que artistas de distintas disciplinas son convertidos en leyendas de Disney, una especie de título nobiliario que no tendrá corona pero si muchos súbditos. Un honor que Robert Downey Junior, el primero en la lista de nuevas leyendas ungidas hoy, pudo sumar a los tantos otros que tiene en sus más de 30 años de carrera.

"Mucho cambió en los dos años que pasaron desde la D23 anterior. Pero sepan que no importa cuán grande nos volvamos nunca olvidamos que todo empezó con un ratón", dijo Bob Iger, el carismático presidente de la compañía ante un auditorio de más 6000 espectadores que se levantaban de sus asientos, cámara en mano y sonrisa siempre lista ante la posibilidad de que fueran apareciendo los homenajeados.

Luego de mostrar imágenes representativas del nuevo Disney extra large que incluyó las películas y ciclos televisivos que se sumaron a su catálogo desde la compra de Fox como Los Simpson, los X-Men y esos nuevos planetas que creó James Cameron para Avatar, además de algunas escenas de lo que se verá en su inminente y publicitada plataforma de streaming, Disney+, Iger dio por comenzada la ceremonia presentando a Christina Aguilera. La cantante que comenzó su carrera como una de las integrantes del Club Disney junto a Britney Spears y Justin Timberlake y que consiguió su primer contrato discográfico luego de interpretar el tema de la película animada Mulan, subió al escenario para cantar esa canción que comenzó todo el recorrido profesional que la llevó a integrar la clase 2019 de leyendas de Disney.

Después del melodía llegaron los gritos. Es que el primero en recibir la estatuilla fue Robert Downey Junior y lo hizo a su particular modo. Frente a ese público de miles que le gritaban aquello de "Love You 3000", la memorable frase de Avengers: Endgame, el actor que solía ser Iron Man devolvió el sentimiento con un gesto que él mismo inventó para alegría de todos los que lo aplaudían de pie.

Como ya es tradición en este tipo de ceremonias Downey Junior recordó su primera visita a Disneylandia que, para sorpresa de nadie, incluyó una incómoda visita a la oficina de la "policía" del parque cuando fue descubierto allí fumando marihuana "sin licencia".

"Quiero aclarar que no es que exista esa licencia para fumar marihuana en el parque. Pero de todos modos quería pedirle disculpas a mi guía de aquel día", bromeó el actor que escribió un discurso efusivo en el que citó a Shakespeare y agradeció a la productora argentina Victoria Alonso, una de las máximas responsables de las películas de Marvel, a Kevin Feige, presidente del estudio y a su amigo y director Jon Favreau que unos minutos más tarde se le uniría como una de las nuevas leyendas.

Entre los homenajeados también estuvieron las periodistas Diane Sawyer y Robin Roberts, el compositor Hans Zimmer, el actor James Earl Jones (ausente con aviso), Aguilera, el director y coreógrafo Kenny Ortega ( The Descendants), la actriz Ming Na Wen que, además de aportar la voz en inglés de la Mulan original, también es una de las protagonistas de la serie "Agents of S.H.I.E.L.D." y de la inminente "The Mandalorian", una de las ficciones más esperadas de Disney+. Luego sería el turno de la coreógrafa y directora de los espectáculos de los parques Barnette Ricci y de Wing T. Chao, uno de los arquitectos de muchos de los parques y hoteles que visitan millones de fanáticos alrededor del mundo cada año.

Para terminar la emotiva ceremonia sólo faltaba la divina Bette Midler, cantante, actriz y diva que se llevó algunos de los aplausos más entusiastas cuando las grandes pantallas del salón la mostraron como Winifred, su personaje en Abracadabra, la película de Disney. Y aunque por cuestiones climáticas Midler no pudo llegar a recibir su premio le encargó a su hija Sophie von Haselberg que leyera un discurso de agradecimiento que la emocionó a ella y a todos los presentes que todavía con lágrimas en los ojos partieron hacia la próxima actividad planeada en su fin de semana con forma de ratón Mickey.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.