Con un trío brillante de actrices, ‘La favorita’ es un retrato complejo de mujeres en un juego de poder

El director Yorgos Lanthimos explora el núcleo tragicómico de la historia de la reina Ana

02:28
Video
Peter Travers
(0)
6 de febrero de 2019  • 12:06

‘La favorita’

Olivia Colman, Emma Stone, Rachel Weisz. Dirigida por Yorgos Lanthimos/5 estrellas

Los dramas de época pueden ser tremendamente aburridos. Pero no es el caso de La favorita. Es un triunfo lujoso y brillante, dirigido por Yorgos Lanthimos con toda la malicia rebelde que le puso a The Lobster, su premiada película de 2015. Olivia Colman merece cada premio de actuación en el planeta por encontrar el núcleo tragicómico de la reina Ana. Ella es la monarca que gobernó Gran Bretaña a principios del siglo XVIII, principalmente desde sus aposentos. La gota ha cubierto el cuerpo de Anne en llagas supurantes, su mente se desvanece mientras tiene a cargo 17 conejitos que reemplazan a los 17 niños que ella dio a luz y perdió.

La monarca deja el negocio de gobernar a Lady Sarah (Rachel Weisz), que se acuesta con la reina para asegurarse de que financiará la guerra de Inglaterra con los franceses. Y luego entra Abigail (Emma Stone), una noble devenida en personal de servicio de limpieza que se va abriendo camino hacia las buenas gracias de la reina. Pronto, se desarrolla un triángulo amoroso entre las mujeres, lo que lleva a una carrera de posicionamiento político, y después a una guerra total.

Nicholas Hoult y Joe Alwyn hacen su mejor esfuerzo como los hombres en la mezcla, pero este no es el momento de los tipos. La favorita pertenece a sus damas feroces y profanamente graciosas. Y merece una ovación para Coleman, que puede pasar del humor (ver a la reina enfurecerse cuando Sarah le dice que parece un tejón) a hacerse carne en la angustia cuando Anne queda cada vez más inmovilizada por su cuerpo mientras su mente se eriza con claridad. Eso es Lanthimos, un director que no va a conformarse con un solo tono cuando puede lanzarte todo un desfile de emociones. Su gran logro es hacernos preocupar por estas guerreras que, sin comprometer su fuerza, también revelan su vulnerabilidad. Esta película es un estallido creativo tan profundo como juguetón.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.