Hollywood cree en la cienciología

Con Tom Cruise a la cabeza, la organización ahora quiere divulgar sus creencias
(0)
26 de marzo de 2005  

LOS ANGELES (The New York Times).- Los actores utilizan su poder en Hollywood con distintos propósitos. Algunos reclaman dinero. Otros quieren nombrar a un director o vetar a la coestrella. Pero hacer negocios con Tom Cruise, uno de los más cotizados actores de Hollywood, significa inclinarse hacia su religión, la Iglesia de la Cienciología (Church of Scientology).

Cruise, que ha hecho cada vez más público su vínculo de larga data con la cienciología, invitó hace unas semanas a un grupo de ejecutivos comprometidos en la distribución de su próxima superproducción, "La guerra de los mundos", a un tour de cuatro horas por tres edificios que la Iglesia de la Cienciología posee en Los Angeles. Unos veinte encargados de distintas áreas en United International Pictures (UIP), la distribuidora del mencionado film, que dirigió Steven Spielberg, aceptaron la invitación en enero último. Varios participantes dijeron que las actividades se extendieron a lo largo de una jornada completa.

Andrew Cripps, presidente de UIP, dijo que el tour resultó muy útil debido a que los medios de comunicación suelen interrogar a Cruise sobre sus creencias religiosas. "Hay un genuino interés por parte de nuestros ejecutivos de conocer estas cuestiones de campo, comprenderlas y aprender más acerca de ellas", señaló Cripps, quien subrayó que nadie fue forzado a tomar parte de esta iniciativa, pero al menos uno de los ejecutivos que hizo el tour -y habló con la condición de mantener el anonimato por temor a represalias laborales- dijo que la visita fue vista por algunos como una incómoda obligación profesional.

El encuentro tuvo lugar después de que Cruise patrocinó y financió en el set de filmación de "La guerra de los mundos" la instalación de una carpa de la cienciología, en donde se ofrecían "ayudas" (suerte de masaje administrado por ministros voluntarios de la agrupación) y bibliografía religiosa. A la vez, el astro de Hollywood envió durante las últimas fiestas un saludo navideño que incluía varios preceptos cienciológicos.

Lee Anne de Vette, que además de ser vocera de la Iglesia de la Cienciología es hermana de Cruise, dijo que el actor ha promovido invitaciones a varios colegas para darles mayores precisiones acerca de sus creencias religiosas para enfrentar lo que el actor concibe como un prejuicio en contra de un grupo que no pocos críticos definen como una secta que explota a sus seguidores.

Secta peligrosa

Hasta hoy, la Iglesia de la Cienciología no ha sido reconocida como una religión en varios países europeos y permanece en estricta observación de las autoridades en Alemania, país en el que es considerada una secta peligrosa. Los partidarios de la cienciología dicen que se trata de un método de ayuda con cursos que favorecen la liberación individual de las emociones negativas y guían a los individuos hacia una vida mucho más responsable.

"Lo que genera intolerancia es la falta de conocimiento", dijo De Vette sobre la sesión con UIP, que había sido precedida por un encuentro similar en Bruselas, el año último, en ocasión del estreno de "Colateral", otro film protagonizado por Cruise. "Habíamos recibido varias inquietudes y preguntas acerca de cuestiones religiosas y Tom dijo que antes de pararse en algún lugar para explicarlas prefería organizar un tour más formal", agregó.

De Vette, que se reconoce como integrante de la Iglesia de la Cienciología, reemplazó en 2004 como publicista de Tom Cruise a Pat Kingsley, veterano e influyente hombre de Hollywood que durante muchos años cumplió esa función junto al actor.

Los actores, seres superiores

Fundada en 1954 por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, la cienciología tiene una dilatada y estrecha vinculación con las figuras del espectáculo. A partir de considerar a los artistas seres superiores, de acuerdo con lo dicho en un sitio de la Iglesia de la Cienciología (www.celebritycentre.org), Hubbard afirmó: "Aquel que pueda comunicarse con la verdad a los demás es el ser más alto que construye mundos nuevos".

La iglesia posee centros de encuentros para celebridades en numerosas ciudades. Allí, actores y otras figuras de renombre se congregan para estudiar y mantener encuentros de carácter religioso. En esos lugares, de acuerdo al mencionado sitio de Internet, ellos se comprometen a dar lo mejor "en compromiso y en cuidado de todas aquellas personas que esculpen el presente con vistas al futuro". Entre los adherentes más notorios a este culto se encuentran los actores John Travota y Kristie Alley, y muchos recuerdan que el propio Travolta, cinco años atrás, protagonizó un proyecto cinematográfico abiertamente ridículo titulado "Batalla final, la Tierra", relato de una invasión espacial que se inspiraba en una novela del mismo nombre escrita por Hubbard.

En los últimos años, Cruise se refirió en forma cada vez más libre y abierta a la cienciología en las muchas entrevistas promocionales que concedió en ocasión del estreno de cada una de sus películas. Y también en forma creciente los ejecutivos que hicieron negocios con él comenzaron a tomar contacto con dicha iglesia.

Una vocera oficial de Paramount declinó hacer comentarios sobre los encuentros de los ejecutivos del estudio con los miembros de la cienciología. Pero Cripps, de UIP, que participó de los encuentros en Bruselas y en Hollywood, reconoció que todavía no tiene en claro a qué se refiere la cienciología.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.