"La ciénaga" ganó en el festival de La Habana

Doce premios para los que representaron al país en el festival, con lo que se llegó a las 60 distinciones en 2001
(0)
13 de diciembre de 2001  

Las películas argentinas eran las grandes favoritas tanto de la crítica como del público en el 23er. Festival del Nuevo Cine Latinoamericano que finalizó anoche en La Habana. Sólo faltaba conocer si el jurado presidido por el director Marco Bechis ("Garage Olimpo") se sumaba a esa opinión generalizada.

Finalmente, el anuncio oficial del palmarés confirmó el gran momento del cine nacional, que sumó ayer una docena de premios a los más de 50 galardones que ya había recibido en otras muestras realizadas en 2001.

Dentro de las múltiples distinciones que obtuvo la delegación argentina, la gran ganadora fue "La ciénaga", de la joven realizadora salteña Lucrecia Martel, que se quedó con el Gran Premio Coral a la mejor película, con el galardón a la mejor dirección, con el de mejor actriz (Graciela Borges) y con el de mejor sonido. Estas cuatro estatuillas se suman a la obtenida en Berlín como mejor opera prima y al éxito comercial y artístico que logró en la Argentina y en el exterior (se estrenó en Estados Unidos, Italia y España y el 9 de enero próximo será lanzada en Francia).

En diálogo con LA NACION, Borges se mostró eufórica por el reconocimiento: "En general, no recibo premios -lo digo sin resentimientos-, así que esta distinción me hace muy bien al ego. Además, es para una película que para mí debía ser la representante argentina al Oscar. Creo que "El hijo de la novia" es una comedia deliciosa, y ahora quiero que quede entre las cinco nominadas, pero considero que "La ciénaga" era la mejor elección". Cabe acotar que Borges es una verdadera estrella en Cuba -donde existe una gran pasión y conocimiento de toda la historia del cine argentino- y hasta Fidel Castro la consideró varias veces su actriz favorita.

Por su parte, Lita Stantic, productora de "La ciénaga", opinó: "Es el cierre para un año brillante de la película aquí y en el exterior. Me pone muy feliz el premio a Graciela, porque ella creyó en el proyecto desde un inicio y se expuso muchísimo".

La cosecha argentina en la sección oficial se extendió a otros films: "El hijo de la novia" y "El lado oscuro del corazón 2" fueron los films más populares, mientras que la película de Juan José Campanella también obtuvo el premio ecuménico de la OCIC. Además, "Sólo por hoy" fue reconocido en el rubro de dirección de arte.

En el ámbito de los documentales, el jurado encabezado por Eduardo Galeano otorgó el segundo premio a "Yo, sor Alice", de Alberto Marquardt; y el tercero, a "Bonanza", notable trabajo de Ulises Rosell. Por su parte, "The Planet", de Pablo Rodríguez Jáuregui, fue considerada la mejor obra experimental; "La libertad" consiguió el galardón en la muestra de afiches, mientras que Pablo José Meza obtuvo los 120.000 dólares del codiciado concurso de guiones inéditos por su proyecto "Buenos Aires 100 kilómetros".

El cine argentino contó con una fuerte presencia de figuras (Ricardo Darín, Ulises Dumont, Sandra Ballesteros, Juan José Campanella, Fabián Bielinsky, Fito Páez) y una importante actividad de empresarios (especialmente de la productora Patagonik), aunque se notó una falta de apoyo oficial para coordinar a la delegación en un festival tan amplio como éste.

Balance positivo

Más allá de sus ya tradicionales problemas organizativos, esta 23a. edición del Festival de La Habana dejó un balance bastante estimulante. Al inigualable apoyo popular (casi 600.000 espectadores acompañaron las más de 400 películas proyectadas) se sumó un interesante nivel general, que pone en evidencia la mejora en el estándar artístico del cine latinoamericano en los últimos tiempos.

El jurado que premió a "La ciénaga" también distinguió a otras títulos de gran nivel artístico, como el film brasileño "A la izquierda del padre" ("Lavoura arcaica"), de Luiz Fernando Carvalho, que obtuvo el premio especial del jurado, actor protagónico, música y fotografía. Con una propuesta que remite al cine de Andrei Tarkovski y Alexander Sokurov, esta historia sobre las tortuosas relaciones en el seno de una numerosa familia rural de origen libanés podrá ser disfrutada aquí, ya que se exhibirá en el próximo Festival de Buenos Aires y luego se estrenará comercialmente.

También resultaron galardonadas"Perfume de violetas", mirada de Maryse Sistach a las relaciones de dos alumnas secundarias que representa a México en la lucha por el Oscar (ganó el Segundo Premio Coral); y "Taxi para tres", comedia negra de Orlando Lübbert sobre las miserias y la decadencia moral chilena (Tercer Premio Coral y mejor guión).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.