Los superhéroes ya no son lo que eran

El Hombre Araña tiene acné y a los X-Men no los comprenden. Los cómics que ahora saltan al cine muestran también sus flancos más débiles
Fabiana Scherer
(0)
8 de mayo de 2003  

El reciente estreno de "X-Men 2" y el próximo de "Hulk" confirman un cambio de raíz en la relación cine-cómic. Hoy, la mayoría de los héroes que provienen de la Marvel se permite mostrarse más vulnerable, con dudas y con miedos. Así se dejarán ver "Los Cuatro Fantásticos", "Iron Man" y hasta el mismísimo Superman y Batman, porque en definitiva todos tenemos algo de héroes. O, como cantaba David Bowie, "todos queremos ser héroes, sólo una vez".

La frontera entre ser un héroe y un hombre de carne y hueso es cada vez más difusa. Es que desde hace un tiempo los personajes nacidos de los cómics dejaron de ser "superhéroes" para convertirse en seres con dudas, miedos y con trastornos a causa de sus propios poderes ("Un gran poder conlleva una gran responsabilidad", frase tópica de Spiderman). Así son los hombres y mujeres que desde la pantalla grande y sin estar muy seguros de sí mismos luchan contra el villano de turno por intereses propios o simplemente por una sed de venganza que se apoderó de ellos. No buscan ser héroes: al contrario, sólo esconden sus debilidades detrás de un ajustado traje.

Nueva era

Con Spiderman, X-Men y Daredevil, la meca del cine demostró una vez más que el matrimonio "por conveniencia" que desde hace décadas mantiene unido al cine y a los cómics sigue siendo un negocio redituable. Sólo se necesitaba una vuelta de tuerca, o sea, cambiar la cara de los héroes o, mejor dicho, dejar de lado a la DC Comics para comenzar una íntima y extensa relación con la Marvel Comics, que la tendrá como protagonista -casi exclusivo- en los próximos años con Los Cuatro Fantásticos, Iron Man, Ghost Rider y The Punisher, entre otros. El secreto: el hombre es el que hace al héroe. Por eso, Peter Parker es Spiderman y Bruce Banner es Hulk, y no a la inversa como sucedía con DC, Superman/Clark Kent, Batman/Bruce Wayne.

"Dotar al superhéroe de realidad, ésa es nuestra clave", se jacta Stan Lee, la cabeza creativa de la Marvel y creador de personajes tan legendarios como el mismísimo Spiderman, Silver Surfer, Thor, Hulk, Daredevil y The Avengers, por nombrar sólo a algunos. "Nuestro gran interrogante es: si esa gente realmente existiera, ¿cómo serían sus vidas? Por eso el Hombre Araña tiene problemas con las chicas, con el acné (como todo adolescente); Iron Man -enumera Lee, conocido en el ambiente como The Man-, con el alcohol, y los X-Men como un grupo rechazado, incomprendido."

Esta realidad a la que Stan Lee se refiere tomó fuerza en la década del 60, cuando revolucionó el universo de las historietas dándole este marco de realidad y, muchas veces, de compromiso social (el Hombre Araña llegó a ir a una marcha contra la Guerra de Vietnam). Es por eso que sus personajes, de los que hoy el cine decidió nutrirse, viven en ciudades que sí existen, como Nueva York, marcando otra clara diferencia con DC Comics, cuyas acciones tienen de fondo las ficticias Metrópolis y Ciudad Gótica (Superman y Batman, respectivamente). Sin embargo, y es bueno recordarlo, ya en 1989 Tim Burton lograba mostrar en el cine a un Batman atormentado, dominado por sus recuerdos, sus fobias y sinsentidos, en la piel de Michael Keaton.

Marcando el camino

Fue "Blade, cazador de vampiros", con Wesley Snipes, la que hizo girar la cabeza de los grandes estudios hacia la Marvel. Este particular personaje nacido en plena era del blaxploitation, que estrenó su primera película en el 98, dirigida por Stephen Norrington y por Guillermo del Toro en 2000, se aleja de la fórmula del héroe con calzas para acercarse a la línea más oscura de "El cuervo", de Alex Proyas, y la decepcionante "Spawn", de Mark Dippé.

Está claro, o eso parece, que el paso del cómic al cine no es un problema en estos tiempos y quizá por ello Bryan Singer ("Los sospechosos de siempre") consiguió con X-Men asegurarse el camino por partida doble. Estrenada su segunda parte, los incomprendidos y temidos mutantes, con Hugh Jackman (Wolverine), Halle Berry (Storm) y Ana Paquin (Rouge), mantienen la esencia de este clásico que sólo era posible imaginar en dibujos animados.

Pero fue "Spiderman" la que confirmó el reinado de la Marvel. Tras varios años de peleas por los derechos y con los rumores que lo tenían a Leonardo DiCaprio como el Peter Parker del ambicioso proyecto de James Cameron ("Titanic"), llegó a las manos del fanático de los cómics Sam Raimi. La historia que fue contada una y mil veces consagró al adolescente arácnido protagonizado por Tobey Maguire como el primer film de la historia en superar los 200 millones de dólares de recaudación en sólo nueve días y asegurarse dos nuevas entregas. El año próximo, Raimi repetirá la historia, sólo que esta vez el malo será el Dr. Octopuss, que quedó en manos del siempre versátil Alfred Molina.

Luego llegó "Daredevil", el héroe ciego, y sin dudas, la prueba definitiva de que la gente busca de alguna manera sentirse identificada con ellos. De día es Matt Murdock, un abogado, de noche, un implacable justiciero a punto de aprender que un hombre sin miedo es un hombre sin fe, y un hombre sin fe es fácil de acabar. Ben Affleck se calzó el traje rojo (dicen las malas lenguas que los músculos de Affleck venían con el uniforme) en la producción dirigida por Mark Steven Johnson. Tal fue el éxito que en sus tres primeros días recaudó, en los Estados Unidos, 47,3 millones de dólares, por lo que es fácil de adivinar que tendrá su secuela, otra vez bajo las órdenes de Johnson, que antes dirigirá la adaptación de otro cómic de la Marvel, "Ghost Rider". Sin embargo, la sorpresa la dio Elektra (Jennifer Garner), la asesina experta en artes marciales que mantiene una relación de amor y odio con Daredevil y que tendrá su propia película. Según los rumores, la producción comenzaría entre abril y mayo del año próximo.

A esta larga lista se suman el estreno de "Hulk" de Ang Lee (ver aparte) para junio y la vuelta de personajes clásicos pero renovados como Catwoman, con la imparable e infartante Halle Berry, Superman y hasta el mismísimo Batman.

"La mandíbula del superhéroe tiende a ser cuadrada y la cabeza del villano es por lo general mayor en proporción al cuerpo, lo mismo con los ojos", explica Elijah (Samuel L. Jackson) en "El protegido", la genial película de M. Night Shyamalan en la que explora en la teoría de que cada superhéroe es, en realidad, un hombre cualquiera, cuyas habilidades han sido exageradas, o más bien personas que han encontrado la manera de activar sus potencialidades. Por favor, después de leer esto no intente tirarse del balcón para probarlo.

Vienen marchando

"X-Men 2" (estrenada el 2/5)

De qué va: los mutantes continúan su lucha en el marco de una sociedad que les teme y desconfía de ellos. Su causa se torna más desesperada después de que un agresor no identificado, con habilidades extraordinarias, lleva a cabo un atentado para asesinar al presidente de los Estados Unidos. Todo indica que es obra de un mutante.

Dirige: nuevamente Bryan Singer.

Actúan: Patrick Stewart (Profesor X), Hugh Jackman (Logan/Wolverine), Halle Berry (Ororo Munroe/Storm) y Anna Paquin (Rouge).

Origen: Marvel Comics.

Comentario: fue la película más vista el fin de semana último.

"Hulk"

De qué va: esta es la historia del joven y brillante científico Bruce Banner (en la serie de TV se lo conocía como David) que oculta una personalidad angustiada por un pasado que lo persigue: la imagen de un padre alcohólico y abusador. Estos demonios internos y las consecuencias del catastrófico experimento con la involuntaria ayuda de Betty, son los que convertirán al científico en Hulk.

Dirige: Ang Lee ("El Tigre y el dragón")

Actúan: Eric Bana (Bruce Banner/Hulk), Jennifer Connely (Betty Ross), Sam Elliot (General Thaddeus Ross), Nick Nolte (Dr. David Bunner) y la participación de Lou Ferrigno, el hombre verde de la serie.

Origen: Marvel Comics.

Estreno: 26 de junio.

"The League of Extraordinary Gentlemen"

De qué va: un extraño equipo de figuras salidas de la literatura de aventura es reclutado por un misterioso personaje. La historia transcurre en la Gran Bretaña del 1800.

Dirige: Stepehn Norrington.

Actúan: Sean Connery (Allan Quartermain), Stuart Townsend (Dorian Gray), Jason Flemyng (Dr. Jekyll/Mr. Hyde) y Peta Wilson (Mrs. Mina Murray).

Origen: Wildstorm Comics.

Estreno: 11 de julio en los Estados Unidos. En la Argentina, el 24/7.

"Hellboy"

De qué va: nacido en las llamas del infierno y traído a nuestro mundo en un ritual pagano, el héroe rojo, Hellboy, ha sido salvado por su amigo y mentor, el profesor Bruttenholm, para trabajar junto a un equipo muy especial. Juntos deberán aceptar que los poderes que poseen pueden ser una bendición y una maldición.

Dirige: Guillermo del Toro ("Blade II").

Actúan: Ron Perlman (Hellboy), Doug Jones (Abe Sapien), Selma Blair (Liz Herman) y John Hurt (profesor Bruttenholm).

Origen: Dark House Comics.

Estreno: 2004.

"The Amazing Spiderman"

De qué va: esta vez El Hombre Araña se las verá con el Dr. Octopuss, uno de los villanos favoritos de la serie.

Dirige: nuevamente Sam Raimi.

Actúan: Tobey Maguire (Peter Parker/Spiderman), Alfred Molina (Dr. Otto Octavius/Dr. Octopuss), Kristen Dunst (Mary Jane) y James Franco (Harry Osborn).

Origen: Marvel Comics.

Estreno: 2004.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.