Un espacio para el rock y el jazz. El Agujerito, cuarentón y persistente