Con "Despacito" como insignia, Luis Fonsi puso a vibrar al Teatro Colón

El artista de Puerto Rico repasó su carrera en clave sinfónica, en el marco del Festival Únicos
El artista de Puerto Rico repasó su carrera en clave sinfónica, en el marco del Festival Únicos Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Leni González
(0)
26 de febrero de 2018  • 07:47

Tres canciones pasaron antes de que su voz le hablase al público y saludara con un “Buenas noches, Teatro Colón ”. A las 21, Luis Fonsi , totalmente vestido de negro, había llegado al centro del escenario para iniciar una presentación distinta. El hombre que detrás del éxito “Despacito” pasó por el prestigioso escenario lírico para sumar otro récord: una sala llena con fanáticos a todo ritmo.

Parte del "Festival Únicos", que incluyó en su programación artistas de todos los géneros, con las previsibles polémicas sobre el uso del Colón para tales fines, y con la orquesta sinfónica a cargo de Edgar Ferrer y Serdar Geldymuradov como concertino, el show del puertorriqueño significó una gala diferente. A pesar de lo imponente del marco y de la carga simbólica del teatro, Fonsi se mostró cómodo: otro concierto con seguidores devotos, en su mayoría mujeres.

Así sonó

04:16
Video

Después del arranque con el hit “Corazón en la maleta”, seguido por “Imagíname sin ti” y “Nada es para siempre”, Fonsi habló por primera vez con el público. El músico expresó la emoción que sentía por estar arriba del prestigio del escenario, pidió un aplauso para los músicos argentinos y reconoció que esta vez sus canciones estaban “vestidas con arreglos distintos" a los que se encuentra acostumbrado. Y se animó a pedir un poco de “desorden”: “A moverse y cantar. Pasémosla bien”.

El concierto continuó con una serie de sus canciones más conocidas. En total sonaron once temas (más los bises), un recorrido que él mismo llamó “viaje”. No faltaron “Gritar”, “Aquí estoy yo” y el megaéxito romántico “No me doy por vencido”, un tema que nació como una balada y se ha convertido en un himno de esperanza.

El Colón recibió al artista boricua que se puso al mundo a bailar en 2017
El Colón recibió al artista boricua que se puso al mundo a bailar en 2017 Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

El reciente hit “Échame la culpa”, la canción grabada a dúo con la cantante estadounidense Demi Lovato, también fue un momento destacado en el show. Para entonar las líneas interpretadas por la exactriz de Disney, se sumó al escenario Tini Stoessel, una elección adecuada dado el registro de la grabación original.

Llegado el momento de "Despacito" se develó un misterio: cómo se escucharía una cruza de balada romántica y reggeaton en el Teatro Colón. Sonó bien y fue coreada por las casi 2600 personas presentes; era esa la postal esperada. De pie, con los brazos en alto, con palmas o con celulares en mano para no perderse ninguna foto, todo se desarrolló con absoluta prolijidad, en el marco de un encuentro de celebración que supo ser íntimo.

Entre los hits no faltó la celebrada "Despacito", uno de los momentos más esperados de la noche
Entre los hits no faltó la celebrada "Despacito", uno de los momentos más esperados de la noche Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Tras el megahit y el pedido de bises, Fonsi le solicitó al público que eligiera el siguiente tema. La canción seleccionada fue “Se supone”, que a falta de arreglo para orquesta el artista interpretó con absoluta solvencia a capella. Para cerrar, el músico se despidió haciendo sonar una vez más “Despacito”.

A las 22.10, Fonsi saludó y salió del escenario abrazado al director Ferrer. Después de poco más de una hora de concierto, se apagaron los aplausos y el público -grupos de amigas, mamás con hijos pequeños y adolescentes, parejas- salió a esperar al ídolo, para sacarse más selfies o volver pronto a casa con una experiencia novedosa para el álbum.

Los fans del cantante se vistieron de gala para la ocasión
Los fans del cantante se vistieron de gala para la ocasión Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Es difícil decir que Fonsi -nacido en Puerto Rico como Luis Alfonso Rodríguez López Cepero- sea un artista “latino”. Es un baladista pop internacional, y salvo excepciones, la diferencia con Michael Bolton pasa por el idioma en el que canta.

El músico ya había llenado tres Luna Park en septiembre pasado tras recorrer varias provincias argentinas con su Love + Dance World Tour, pero la presentación en el Colón se trató de una marca en su carrera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?