Hall & Oates: cómo escaparon de una pelea y formaron el dúo más exitoso de los 80

Llegan a la Argentina con sus grandes éxitos
Llegan a la Argentina con sus grandes éxitos Crédito: Stuart Berg
Mauro Apicella
(0)
5 de junio de 2019  • 18:03

El nombre parece el de una de esas exitosas empresas de asociados: Black & Decker; Gath & Chaves, Dolce & Gabbana, Hewlett-Packard. Se asociaron, fueron exitosos, pero no crearon una empresa sino un par de decenas de discos. En cierto modo, la historia de Daryl Hall & John Oates tiene que ver con el negocio, pero de la música.

Se conocieron en 1967, en el salón de baile Adelphi de Filadelfia, donde cada uno había ido a tocar con su banda. Si habría que describir la situación con términos porteños y actuales, se debería decir que esa noche se armó "alto bondi" entre dos patotas enfrentadas. John y Daryl terminaron escapando. Coincidieron en el ascensor de servicio del local, notaron que se habían cruzado en los pasillos de la universidad de Temple, donde ambos estudiaban y comenzaron a charlar.

Así comenzó la historia que tiene millones de discos vendidos.Tienen varios álbumes de platino, estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood y son parte del Salón de la Fama del Rock & Roll. Pasaron 52 años. Todavía siguen subiendo a los escenarios e, incluso, tocando en lugares por los que no habían pasado antes. Por primera vez llegan a nuestro país, para el concierto que darán hoy, en el Luna Park.

El éxito como dúo de Hall & Oates no fue instantáneo. Durante los setenta, si bien trabajaban con un sello multinacional, su carrera no llegó a despegar del todo. Recién en los 80 se hicieron inmensamente populares con su mezcla de soul, folk y pop en su país, y arribaron a lugares lejanos como el nuestro, donde sus canciones tuvieron espacio en el creciente espectro de las FM que comenzaba a poblarse durante esa época. Ambos emprendieron proyectos individuales pero siempre volvieron a aquella sociedad que era como el primer hogar, musicalmente hablando.

El rubio y el morocho que no fueron Starsky y Hutch subidos al flamante Ford Torino rojo con franjas blancas ni los Chips "Jon" Baker y Frank Poncherello montados en sus motocicletas. Hall & Oates, esa entidad musical (más que una empresa) que luego de grandes éxitos como "Kiss on My List", "Private Eyes", "I Can't Go for That (No Can Do)", "Maneater", "One on One", "Adult Education" y "Out of Touch" terminaron siendo responsables (con una sonoridad traída de los 70) de buena parte de la banda de sonido del pop de los ochenta. Ni más ni menos que eso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.