La historia de Carniceros, la tapa sangrienta y prohibida de los Beatles