Murió la soprano italiana Mirella Freni, que cantó durante dos temporadas del Teatro Colón

A finales de los noventa se presentó en la Argentina
A finales de los noventa se presentó en la Argentina Crédito: Prensa Teatro Colón
Mauro Apicella
(0)
11 de febrero de 2020  • 14:37

Mirella Freni, una de las muy famosas sopranos que Italia le ha dado la lírica mundial, falleció ayer en Módena, su tierra natal, a los 84 años.

Coterránea de Luciano Pavarotti, había nacido en 1935. De hecho, así como las madres de ambos cantantes compartieron muchas horas de trabajo en una cigarrera de aquella ciudad, Luciano y Mirella, que habían nacido en el mismo año, también compartieron trabajo, en muchos escenarios.

Además de las cualidades de su voz, una de las características de esta soprano que visitó la Argentina para actuar en dos temporadas del Teatro Colón, fue su capacidad para asumir una amplia gama de roles operísticos. De Mozart al bel canto, su curriculum es vasto. Fue una de las preferidas de Herbert von Karajan; también actuó a las órdenes de otros renombrados directores, como Riccardo Muti, Carlos Kleiber, Georg Solti y Claudio Abbado.

A pesar de que comenzó a demostrar su talento con apenas 10 años, Beniamino Gigli, que la escuchó, le sugirió que esperase algunos años para cantar profesionalmente. Debutó nueve años después, en el rol de Micaela, en la Carmen de Bizet.

Fue una cantante de referencia dentro del circuito de las más importantes salas líricas de Europa (Londres, París, Milán, Viena o Moscú) y los Estados Unidos, adonde llegó a finales de los sesenta, cuando ya era una artista consagrada en la Scala de Milán y otros escenarios.

A la Argentina arribó en 1998, cuando participó en Fedora, de Umberto Giordano. Al año siguiente regresó para ponerse en la piel de Mimí, de La Boheme de Puccini, junto a Plácido Domingo. Tenía 70 años en ese momento. ¿Cuál era la clave de una carrera tan prolongada? "Lógicamente trabajo muy duro y soy muy disciplinada. La noche antes de una representación siempre me quedo en casa, porque cuando se sale con amigos existe el peligro de hablar mucho y perjudicar la voz. Ser una persona normal es para cuando uno está de vacaciones", decía.

Mirella Freni junto a Plácido Domingo, en su visita a la Argentina, a finales de la década del noventa
Mirella Freni junto a Plácido Domingo, en su visita a la Argentina, a finales de la década del noventa Crédito: Prensa Teatro Colón

En aquella primera visita comentó que nunca antes había cantado en el gran coliseo argentino de la lírica. "Para mí es algo maravilloso haber llegado al Colón. Me faltaba este teatro excepcional. Siento una inmensa alegría, y por fortuna podré hacer Fedora, una ópera que junto a Domingo estamos haciendo por todo el mundo", aseguraba Freni. "Confieso que tenía una enorme pena dentro de mí por no haber podido venir aquí, donde tantas veces fui invitada. El Festival de Salzburgo, con Karajan, fue una de las razones de hace muchos años. Otras veces por las grabaciones, el calendario apretado, los viajes y otros motivos. Pero ahora llegó el momento y aquí estoy, muy feliz", explicaba.

También se refería entonces a su carrera y a los repertorios del siglo XX y de ese final de siglo: "Soy una cantante de la tradición, con poca experiencia en los lenguajes modernos. Para esos títulos están los especialistas. Yo me pasé la vida estudiando cómo hacer un fraseo ligado, un canto refinado y expresivo. Cuando me filmaron para el cine, lo hice porque estaba actuando en vivo."

En 1990 recibió la orden Cavaliere della Gran Croce della Repubblica Italiana; en 1993, la condecoración de la legión de Honor Francesa. En 2002 la Universidad de Pisa la premió como un grado honorario. En 2007 recibió en Oviedo el Premio Lírico Teatro Campoamor a toda una carrera dedicada al canto.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.