Fernández Díaz, Kovadloff y Sigal compartirán en radio cada semana "La conversación"

Santiago Kovadloff, Jorge Fernandez Díaz y Jorge Sigal, juntos en Mitre desde el jueves
Santiago Kovadloff, Jorge Fernandez Díaz y Jorge Sigal, juntos en Mitre desde el jueves
Marcelo Stiletano
(0)
13 de mayo de 2020  • 09:34

A partir de esta semana, todos los jueves entre las 21 y las 22, tres reconocidos pensadores, ensayistas y analistas de la actualidad se unirán en una tertulia radiofónica . El anfitrión será Jorge Fernández Díaz , que recibirá en su programa de Radio Mitre, Pensándolo bien, a Santiago Kovadloff y Jorge Luis Sigal para compartir un segmento titulado "La conversación".

"Yo siempre estoy abierto a hacer cambios en el programa, y por esa razón quería desde hace tiempo hacer una tertulia en la radio -adelanta Fernández Díaz -. Añoraba esa tradición del siglo XIX y principios del siglo XX tan difundida en España de cultivar el arte de la conversación entre gente inteligente para hablar de todo. Cultura, política, arte". Los tres, además, son columnistas de opinión de LA NACION.

La idea se alumbró en uno de los tantos encuentros que mantienen casi a diario Kovadloff y Sigal. "A Jorge lo conocí en 2015 y nació de inmediato entre nosotros una capacidad de intercambio y de diálogo muy grata para ambos. Sobre todo a partir del propósito de darle a la la reflexión sobre los problemas contemporáneos un sentido de hospitalidad. Partimos siempre de la premisa de cederle la palabra al otro", detalla Kovadloff.

Cuando fue madurando la idea de darle difusión pública a ese ida y vuelta, los dos pensaron primero en llevarlo a la televisión, pero el plan no prosperó. "Entonces -continúa Kovadloff- se me ocurrió proponérselo al director de Radio Mitre, Jorge Porta. Pensábamos en un espacio de una hora para desarrollar reflexiones sobre temas contemporáneos: la crisis de la globalización, el calentamiento global, el auge de los nacionalismos, la amenaza terrorista, los cambios educativos. Y buscar allí reflexiones analíticas, menos comentarios que análisis".

El ejecutivo le llevó la idea a Fernández Díaz, que cultiva una larga amistad con Kovadloff desde que dirigía el suplemento de Cultura ADN en LA NACION . "Porta nos propuso transmitirle la idea a Fernández Díaz para sumarla a su programa. Jorge recibió la propuesta con gran generosidad y entusiasmo, y aquí estamos con muchas ganas de empezar", agrega Kovadloff.

Para Sigal, este reencuentro con la radio le permitirá aplicar desde otro lugar todas las enseñanzas que dice haber adquirido especialmente mientras fue el columnista político del programa de Fernando Bravo en Radio Continental . "Allí asimilé los elementos básicos de la comunicación radial junto a un conductor que conoce ese medio como nadie. Fernando maneja la radio como un director de orquesta", destaca.

"Esta idea surgió de algo muy sencillo. Un día nos dimos cuenta con Santiago que en nuestras charlas estaba siempre la preocupación sobre los temas de fondo del país, saliendo de la coyuntura. Con su formación impresionante, Santiago es un analista fundamental de la Argentina de hoy y yo pensé que podríamos darle un formato público a esos encuentros al estilo de las viejas tertulias", agrega Sigal.

Fernández Díaz cree que estos encuentros van a ayudar a recuperar una tradición de otros tiempos cultivada en los antiguos cafés del mundo de habla hispana, y hoy casi perdida. "Hubo una época de Buenos Aires en la que no te preguntaban de qué colegio venías, sino de qué café eras. Y yo quería reproducir en la radio una idea de esas".

A la consulta acerca de si este nuevo segmento de Pensándolo bien reflejará la larga tradición de tertulias que tiene desde siempre la radiofonía en España, Fernández Díaz introduce un matiz: "Allá la tertulia es una tradición, pero la conciben para promover la discusión. Yo prefiero otra idea, la de hablar sin querer derrotar al otro para que la conversación llegue a lugares que no imaginamos. No va a haber confrontación. Esto no va a ser Polémica en el bar. Va a ser una conversación a la vieja manera".

¿Existe el riesgo de que la actualidad les impida a los contertulios llegar a ese lugar de reflexión y pensamiento más profundo tan deseado? Dice Kovadloff que los tres tienen muy en claro la decisión de evitar la tentación de quedarse atrapados en un debate sobre lo que pasa en ese momento. "La provisión informativa sobre la coyuntura es enorme -explica-. Puede ser encontrada muy bien en otros medios. Lo nuestro va a ser tomar el hecho puntual y tratarlo como síntoma de algo que es estructural. Por ejemplo, un tema como el anuncio de la liberación de presos comunes o políticos lo tomaremos para pensar en qué estado se encuentra el concepto de ley en una sociedad que se dice republicana".

Fernández Díaz cree que hay un oyente siempre dispuesto a escuchar en la radio a personas de buen decir contando historias interesantes, sobre todo a la noche: "Todos saben que yo me enojo con la política, que pienso fuerte y que hablo sobre cómo me duele la Argentina. Yo no simulo, no soy actor, y la Argentina es un problema personal para mí. Me duelen mucho las mentiras. Pero en La conversación vamos a tratar de ir a fondo, no hacer una polémica superficial sobre el día a día".

Agrega Sigal que el contexto de una situación tan extraordinaria como la que viven la Argentina y el mundo a partir del coronavirus va a guiar una buena porción de la hora semanal compartida a partir del jueves. "Sobre esta base -aclara- surgirán algunas cuestiones universales, imaginar el mundo pospandemia, por ejemplo. Preguntarnos, por ejemplo, cómo la democracia enfrenta fenómenos como el que estamos atravesando".

Hubo una época de Buenos Aires en la que no te preguntaban de qué colegio venías, sino de qué café eras. Y yo quería reproducir en la radio una idea de esas. ""
Jorge Fernández Díaz

La pandemia obligará a los tres a compartir el micrófono, pero cada uno desde su respectivo hogar. ¿Cómo se evitará el peligro a veces involuntario de terminar acaparando la palabra? "Nosotros podemos ser amigos porque los tres tenemos más interés en escuchar que en hablar. Ceder la palabra es mucho más importante que monopolizarla. Somos conjeturadores. Y somos tres personas tambaleantes", responde risueñamente Kovadloff.

Y el otro propósito que el trío se fijó es evitar el acartonamiento. "Como la radio merece espontaneidad, hay que evitar que esto se transforme en una clase. Nosotros tratamos de cumplir el rol que sentimos que nos corresponde como intelectuales, pero sin impostarlo. Como decía Norberto Bobbio, el intelectual debe ser un clérigo de la duda. Y debemos plantearnos la duda como sistema", puntualiza Sigal.

Para Fernández Díaz, una idea como "La conversación" es ideal para una radio que sobre todo se entiende a sí misma como compañia fiel. "La radio tiene algo que no lo pueden hacer ni el diario ni la televisión. Podés comer con ella. Irte a dormir y dejarla bajo la almohada. La radio es intimidad. Solamente el libro se parece a ella", ilustra. "Y en ese sentido -concluye Kovadloff-, creemos que desde la radio es posible pensar en profundidad, rehuyendo ansiedades e ideas esquemáticas".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.