Patrimonio histórico. El Empire trabaja para recuperar su esplendor