Teatro. Realismo clásico, por Carlos Gorostiza