Hijas: una potente cachetada escénica

Alejandro Cruz
(0)
11 de octubre de 2019  

Hijas

Nuestra opinión: muy buena

Texto: sobre una obra original de Leticia Coronel y Lourdes Hijano y textos de los actores. Elenco: Leticia Coronel y Federico Pereyra. Vestuario: Uriel Cistaro. Composición sonora en vivo: Mantrixa. Iluminación: Lucia Feijoó. Dramaturgia: Sofía Badía. Coreográfica: Carla Di Grazia. Dirección: Coronel, Pereyra y Hugo Martínez. Sala: Abasto Social Club. Funciones: viernes, a las 21. Duración: 60 minutos.

En la Bienal de Arte Joven se estrenó Hijas. Actúan Leticia Coronel y Federico Pereyra, dos actores que vienen de los talleres de Juan Couloso. En escena, y con dos sillones desvencijados comprados, hacen de dos actrices de los diversos suburbios del conurbano como de los circuitos teatrales. "¿Vos te pensás que yo actúo por diversión? ¿Por amor? Me estalla la varice entre tanto subte, Feria Americana y el off de la Chacarita. Yo actúo porque no puedo vivir en otro lugar que no sea estar acá. ¿Te pensás que esto me hace feliz a mi? No. Nada me alcanza", le dice una a la otra. No, en verdad no se lo dice: lo vomita. El trabajo de estos dos performers, dirigidos por ellos mimos junto a Hugo Martínez, deviene en una verdadera maquinaria escénica atrapante, demoledora, cambiante.

Si en términos dramatúrgicos la propuesta puede admitir ciertas objeciones entre los textos originales y los surgidos en el proceso de puesta que sumó elementos biodramáticos el huracán que provocan estos dos desbocados performers en escena es de tal fortaleza y de tal complementación con el nivel de verdad que manejan ellos, con la música, con la propuesta coreográfica y con el diseño de vestuario que limpia todo nubarrón posible. Hijas es cambiante en sus tonos interpretativos, caótica en su estructura. Tiene una previa de una energía contagiosa. Y tiene un final y tiene dos finales. Desconcierta, y atrapa.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.