Convirtieron una torre de agua en dos casas de familia y ganaron un premio