El deslumbrante time-lapse de una supernova capturado por el telescopio Hubble