Suscriptor digital

El epíteto

de Leo Maslíah
(0)
24 de marzo de 2000  

El sargento Craft montaba guardia en la puerta de la casa, y de la configuración de sus facciones era imposible extraer información alguna sobre la naturaleza del hecho que había motivado su intervención. El inspector Ferdy Sosur le hizo señas de que se apartara, para poder entrar. Adentro había una mujer llorando a mares.

-Soy Ferdy Sosur, de la policía criminal- le informó él.

Ella siguió sumida en el llanto. Sosur examinó rápidamente el entorno. Había una bicicleta de rodado pequeño, un juego de líving de aspecto bastante acogedor, un bargueño, un modular con equipo de audio, televisor, varios adornos de mal gusto y unos pocos libros de gusto aún peor. En la cocina había, además de lo usual en un hogar modesto como aquel, un horno de microondas y una juguera. Y en uno de los dormitorios había una cómoda que parecía poder cotizarse bastante bien como antigüedad. Sosur hizo entrar al sargento.

-Traiga un camión y saque todo esto de acá -le ordenó-. Deposítelo en el garage de mi casa. Acá tiene la llave.

-Qué hace -la mujer se irguió-. ¿Va a llevarse mis muebles?

-Temo que sí -le contestó Sosur con sequedad.

-Pero...¡en ese bargueño están guardados todos mis ahorros!

Sosur sonrió. Parecía complacido por la adquisición del dato.

-Además yo los llamé porque mi hijo desapareció. No sé qué relación tiene eso con mis muebles y mis ahorros -dijo la mujer.

-No se preocupe por su hijo -le dijo el detective-. El está en poder de mi repartición. Lo tenemos bien guardado, y se lo podemos entregar mañana mismo sano y salvo, siempre que comprobemos que en esta cuenta de banco -Sosur entregó a la mujer un papelito- fue acreditada la suma de ciento cincuenta mil dólares.

-Pero cómo -el llanto de la mujer fue francamente reemplazado por indisimulada iracundia-. ¿Ustedes secuestraron a mi hijo? ¿Y ahora me están robando todo lo que tengo en la casa? Perdón, pero, ¿ustedes no son de la policía?

-De la policía criminal, señora -la corrigió Ferdy Sosur, en tono didáctico -. De la policía criminal.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?