Escribots. ¿Puede la inteligencia artificial generar una ficción con sentido?